real estate menu left
real estate company logo
Spanish Chinese (Simplified) English French German Italian Portuguese
Sin pelos en la lengua
Jairo Martínez, jurado de “Yo me llamo”habla de su sexualidad PDF Print
Written by Edgar Artunduaga   
Sunday, 20 April 2014 18:31

¿Cuál es su disgusto con la revista VEA?

Estoy triste, muy triste. Llegué a un acuerdo con la Revista VEA para hacer una gran entrevista, que le había negado a otros medios. Acepté porque la revista es de Caracol y mi interlocutor era un buen amigo, Diego Jurado. Se comprometieron a que el tema sexual no era lo más importante. Aceptaron un título que yo propuse y luego me engañaron, pusieron otro.

 

Se comprometieron a que el título de la entrevista era "estoy contento pero no soy feliz".

 

Recordaba cuando mis padres estaban vivos, con mis hermanos éramos jóvenes, las navidades en la casa, mi trabajo con Shakira, con Emilio y Gloria Estefan, años en que toqué el cielo.

 

¿Y cuál es su realidad sexual?

Me encantan las mujeres pero también me gustan los hombres. Yo nunca he estado en el closet, lo que pasa es que no voy por ahí tirando plumas en la calle. Quienes me conocen saben cuál es mi tendencia sexual.

 

Mi disgusto con la revista es que habíamos convenido otra cosa, que el tema sexual no era lo más destacado.

 

¿Su salud se ha visto afectada?

 

He estado donde médicos, tengo la presión muy alta, he hecho el programa (Yo me llamo) casi dopado, vigilado por los paramédicos. Me siento mal, tengo citas médicas. Me molesta que me hayan cogido de pendejo en la entrevista.

Jairo, ¿a todas estas cómo se ha portado Amparo Grisales?

 

En los últimos días me ha ignorado por completo. Ella tiene sus días que me ignora, tiene sus días que me habla, tiene sus días que me maltrata, pero en estos días ha estado muy amable. Yo estoy tratando de tener la mejor relación con Amparo.

 

Este es un país lleno de violencia, de problemas, y Yo me llamo es un programa familiar, por primera vez todas las generaciones miran un programa juntos.

 

¿Piensa renunciar?

 

Voy a terminar el programa en su tercera temporada. Despues veremos qué pasa.

 

¿Por qué no es feliz?

 

He pasado muchos sinsabores, también momentos maravillosos. Tal vez yo no estaba acostumbrado a la luz pública, a estar tanto en la mira de la gente. Siempre he sido un tipo popular pero no famoso, y me encanta la popularidad pero la fama va más allá. La fama es cuando ya te maltratan, la fama es cuando ya inventan cosas...

 

¿Y qué inventan?

 

Tal vez no inventan, tal vez el machacar los mismos temas de siempre. Están interesados dónde está uno, con quién sale uno, cuál es su sexualidad... Cosas para mí que han sido públicas pero tampoco para ponerles en el papel todos los días.

 

Pero usted es un hombre vinculado a la farándula, nada le puede ser extraño de los famosos…

 

Nunca había vivido estos problemas en carne propia. Se quejaban las personas alrededor mío. Yo siempre estuve detrás y lo que hacía era defender a mis personajes.

 

Pero ahora Jairo Martinez es el personaje...

 

Sí.

 

Hay un dicho en política, según el cual tú te metiste, tú te sales...

 

Yo tengo que atenerme a las consecuencias, de eso no hay duda. Lo malo es cuando uno recibe los golpes de quien no debe. Nunca pensé que iba a recibir un golpe de la misma empresa. No quiero acusar a Caracol pero la revista pertenece a Caracol.

 

¿Le aconsejó algo su amiga Shakira?

 

Que no le parara bolas, que es el precio de la fama. Hay que asumir las consecuencias.

 

Soy mucho más que sexo. Soy amigo, soy hermano, soy tío, soy trabajador, soy tantas cosas mucho más importantes que el sexo.

 

Mi vida es simplemente echarme un polvo de vez en cuando, que me encanta, como les dije a ellos, con hombre, mujer, cosa, árbol, lo que sea. ¿Me entiendes? Pero eso es mi vida, que se enfoca en el trabajo, en lo que lucho todos los días, en lo que sufro por mi programa, si el rating está alto o está bajo, si mis artistas que estoy trabajando ahora, unos artistas nuevos que me toca camellar todos los días desde las 6 de la mañana para que la radio lo toque... ¡Esa es mi vida! No con quien me acuesto.

 

Me han tratado como un estúpido….o tal vez lo soy.

 

¿Le gustaría volver al anonimato?

 

He sido pantallero toda la vida. Mi sueño de toda la vida era hacer televisión. Cuando me llaman de Caracol, a mis 55 años, cuando mucha gente piensa en retirarse, la vida me da esta oportunidad y resulté renovado profesionalmente.

 

Jairo, ¿no será que es demasiado sensible?

 

Bueno, yo sí soy una gueva, de eso no hay duda. Pero la sensibilidad no tiene que ver nada con la lealtad. Si a mí me prometen algo, así sea verbal, tiene la misma fuerza que sea escrito.

 

 
Cuando Daniel Samper casi mata, antes de su muerte, al profesor López de Mesa PDF Print
Written by Edgar Artunduaga   
Tuesday, 15 April 2014 11:59



Este es un secreto valientemente guardado, que me confió Daniel Samper Pizano hace unos 20 años, sobre un episodio ocurrido en sus inicios en esta profesión, de la cual ahora se retira en hombros.

 

“…Todavía se me enfría el estómago, cuando lo recuerdo. Estaba muy enfermo, tan enfermo que finalmente murió, el profesor López de Mesa, quien había sido ministro del doctor Eduardo Santos, director general y propietario de El Tiempo.

 

Yo en esa época hacía turnos de noche y la orden era que si el profesor llegaba a morir a la madrugada, El Tiempo debía registrarlo en primera página, a 8 columnas. Y no había disculpa para que no fuera así.

 

Habíamos armado, en consecuencia, una operación periodística conveniente. El doctor López de Mesa permanecía en estado de coma. La situación se prolongaba por dos semanas y los periodistas estaban agotados.

 

Resolví entonces hacer una página para tenerla lista cuando muriera. Se anunciaba la muerte, presentaba una biografía e incluía mensajes de condolencia. Era cuestión simplemente de meterla a la rotativa.

 

Dejé la página lista en el escritorio y me fui a descansar un poco. Infortunadamente apareció un señor que quiso ser mucho más avispado que los demás y la llevó a la rotativa. El periódico cambió entonces la primera página y anunciaba la muerte del doctor López de Mesa.

 

Estaban arrancando las máquinas cuando regresé de mi tinto en el café San Francisco y me encontré con la primicia. Llegué a tiempo, afortunadamente.

 

Le pedía a gritos a Jorge Tamayo, el jefe de máquinas, que parara todo, que López de Mesa no había muerto todavía. Y en efecto su deceso sólo se produjo días después. Logramos detener las máquinas o hubieran tenido que publicar también el suicidio mío. El doctor Santos me hubiera echado a la calle, con toda razón, y yo no hubiera resistido semejante irresponsabilidad…”.

 

Así es Daniel, bogotano, escritor, guionista de televisión, abogado de la Universidad Javeriana y periodista de la Universidad de Kansas, “el periodista más brillante que ha surgido de las nuevas generaciones, un periodista de profundidad, que escribe además críticas dilacerantes sobre nuestro divertido folklore nacional electoral, zumbas estupendas sobre el clientelismo y notas de un humor exquisito sobre una noticia cualquiera transmitida de pronto por la United Press”, según el gran maestro del periodismo Lucas Caballero, Klim, que en paz descanse.

 

En la misma conversada, para un libro que publiqué con grandes periodista del país, Daniel recordó como una gran lección la que le dio don Roberto García-Peña, cuando fue a pedirle puesto en el Tiempo en 1964: -“Usted debe trabajar como reportero. Usted será reportero. Lo más importante en el periódico es ser reportero, no editorialista”.

 

Hoy tengo la certeza –dice Daniel- que la reportería es la esencia del periodismo. Es la base. Todo lo demás son arandelas: escribir editoriales, columnas, ser ministro o presidente, a partir del trampolín de la prensa.

 

La prensa es sobre todo un reportero. Un reportero que trabaja honradamente, honestamente, que verifica los hechos y que presenta los contextos. Este es el secreto de la prensa y lo aprendí de Roberto García Peña, quien fue inolvidable director durante muchos años.

 

Enormes lecciones de periodismo, de vida, de integridad y carácter nos deja Daniel Samper Pizano, empezando por su retiro voluntario, cuando en Colombia no se conjuga –casi nunca- el verbo renunciar. @Artunduaga_

 
Se fortalece “toconsan”, todos contra Santos PDF Print
Written by Edgar Artunduaga   
Tuesday, 15 April 2014 11:35



Ara previsible. Que todos los candidatos ataquen al presidente-candidato, por ir adelante en las encuestas, por concentrar el poder del Estado, para impedir que gane la reelección en la primera vuelta.

 

El mandatario, dijo que conoce la ubicación del jefe guerrillero de las FARC pero que lo pensaría dos veces antes de darle de baja. El comentario se convirtió en el “papayazo” para que todos sus adversarios enfilaran baterías contra él.

 

Oscar Iván Zuluaga, candidato del Centro Democrático, dijo que Santos no puede reelegirse si duda antes de capturar a Timochenko y también que “el jefe de debate del presidente son las FARC”. Zuluaga comentó que el grupo guerrillero sigue secuestrando y asesinando y recordó la reciente tortura y muerte de dos policías en el Cauca.

 

Claudia López, senadora electa, dijo en Neiva que “Colombia necesita paz, parar la guerra infame que nos destruye. Necesitamos igualdad y esa es la gran obsesión de Peñalosa.

 

Insistió en la urgencia de tener independencia de la clase política corrupta. “Y no hay nada que hacer si la política sigue siendo dominada por los “ñoños”, los Santos y los Vargas Lleras que se roban entre todos los recursos de los colombianos para hacer sus campañas…”.

 

Por su parte, la candidata del conservatismo –Marta Lucía Ramírez- renovó sus críticas al Presidente Santos:

 

“Usted debería ser el referente del juego limpio en este debate electoral, desafortunadamente, no ha sido así”, le escribió en una carta.

 

Y sobre lasdudas que tiene Santos sobre el jefe de las FARC, dijo –“Yo en cambio no dudaría un instante en capturar o dar de baja a Timochenko”.

 

 

El periódico El Colombiano editorializó que la de Santos fue una  frase non sancta.

 

“…La fraselevantó una voz de malestar entre miles de usuarios de las redes sociales, quienes reclamaron a Santos Calderón por no actuar, contundente, contra el jefe de una guerrilla implacable que, aun en medio de las conversaciones, no ha dejado de violentar a la población civil colombiana (son ejemplos Inzá, Pradera y Quibdó) ni de atacar a las patrullas del Ejército y la Policía en regions como Nariño, Putumayo y Cauca, entre otras.

 

Cabe la pregunta: ¿el avance del diálogo tiende a reducir la operatividad contrainsurgente? En este y otros medios, los foristas le recordaron sus constantes declaraciones reclamando a las Fuerzas Armadas no bajar la guardia contra la subversión e incluso su discurso airado por la muerte a garrote de un suboficial y el degüello de un patrullero de la Policía, hace apenas tres semanas. El jefe de Estado no puede desconocer que la indignación está incrustada en la memoria ciudadana y decir que no combate a uno de los enemigos públicos más repudiados del Estado, la institucionalidad y la sociedad no puede más que recibirse como una postura de condescendencia chocante y exagerada”.

Last Updated on Tuesday, 15 April 2014 11:52
 
“Voto en blanco si la segunda vuelta es Santos-Peñalosa”: Paloma Valencia, senadora uribista PDF Print
Written by Edgar Artunduaga   
Monday, 14 April 2014 18:47



¿Quién es Paloma Valencia?

Soy una uribista de a pie que ha estado mucho tiempo en medios de comunicación. Empecé escribiendo en periódicos de Popayán, luego tuve una columna en El País de Cali, en El Espectador, fui parte de las mesas de trabajo de La Hora de la Verdad con el doctor Fernando Londoño, Oye Cali, Radio Guatapurí, después estuve en Blu Radio con Néstor Morales.

 

No trabajé con el presidente Uribe pero he creído siempre en su política, en su legado, y me considero uribista desde que lo oí en unas conferencias en la Universidad de Los Andes, donde yo estudiaba, y sentí que había una profunda empatía entre sus postulados políticos y lo que yo creía que se debía hacer por el país.

 

Ya fue premiada, entonces, 41 con una curul de senadora...

 

Es definitivamente el mayor honor que he tenido en la vida, pero también es una enorme responsabilidad. Los colombianos están esperando ver debates interesantes, sentir que los congresistas trabajan por el país.

 

La vida es muy difícil para muchos colombianos y fácil para otros. ¿Usted con siete años de periodismo y unos apellidos, se gana la rifa y llega al Congreso?

 

Es una manera de verlo. Lo que he hecho me lo he ganado a pulso.

 

Tengo dos carreras, dos especializaciones, una maestría, una buena carrera en los medios (se niega a revelar la edad). He tenido sueldos inferiores a los que ganaban mis amigos abogados de la Universidad de Los Andes que entraron a litigar o entraron a las firmas, pero yo me sacrifiqué para ejercer el periodismo. A mí nadie me regaló nada y todo me tocó conseguirlo con esfuerzo y con mucha dedicación.

 

¿Ayuda ser nieta del expresidente Guillermo León Valencia?

 

Las nuevas generaciones no se acuerdan mucho. En este país que no se enseña historia, pero es un gran honor para mí poder decir que vengo de una familia que viene haciendo política tantos años y jamás ha estado involucrada en algún escándalo de corrupción.

 

Prima del Ministro Iragorri, cuñada de Juan Carlos Pastrana. Su otra familia es Laserna, del fundador de la Universidad de los Andes…

 

También es mi abuelo, también tiene en su hoja de vida el enorme atributo de haber hecho mucho por este país sin estar tampoco enredado con nada.

 

Usted se merece esa curul más que muchos delfines que por tener un papá hampón llegan al Congreso…

 

Mi papá, Ignacio Valencia (dos veces Representante, dos veces senador por el Cauca), hizo política, hace más de 25 años. Yo en términos electorales no era una pieza codiciada. Lo poco que podía representar es la gente que me conocía, que me venía leyendo desde hace siete u ocho años.

 

Es claro que hayunas castas políticas que deciden exprimir el Estado…

 

No siento que mi familia haya exprimido el Estado. Todo lo contrario, nos había ido mucho mejor en la vida privada porque definitivamente la política cuando usted la hace decentemente no enriquece, empobrece.

 

Tengo el honor en decir que mi abuelo que fue presidente de este país murió pobre, murió con menos plata de la que tenía cuando nació, que es muy distinto a lo que se puede decir de otros políticos en este país.

 

¿Dijo usted que la dictadura de Hugo Chávez era “tolerable”?

 

Yo dije que existe una diferencia entre la situación que vivía Chávez internamente en Venezuela frente a la situación que está viviendo Maduro.

 

Maduro inicia su periodo con un incidente muy complicado que es el robo de las elecciones, que el gobierno de Juan Manuel Santos es el primero en avalar. Después ha pasado todo esto que conocen, manifestaciones multitudinarias, persecución de líderes de oposición, agresión contra los estudiantes.

 

¿La malinterpretaron o usted lo dijo mal?

 

Lo dije mal pero inmediatamente lo corregí. Lo que pasa es que cuando la gente no tiene mucho que criticar entonces critica el error que uno mismo corrige.

 

 

¿Qué piensa de Chávez en dos palabras?

 

Es un dictador. Yo creo que Venezuela lo toleró mucho más de lo que debió.

 

¿Y de Maduro?

 

Es un dictador que me parece que además ha gozado de la complacencia de los gobiernos vecinos que están perpetrando un régimen tiránico en Venezuela.

 

¿Qué piensa de la actitud de Santos frente al gobierno Maduro?

 

Santos tiene un montón de compromisos en el tema de la negociación de La Habana. Él está negociando nuestras instituciones con un grupo narcoterrorista a la sombra de dos dictadores que son Raúl Castro y Nicolás Maduro. Entonces el tema de que sean dictadores le parece menor.

 

En La Habana se negocia la impunidad y la representación política de las FARC. Y le está costando a la democracia venezolana.

 

Pueden calificarla como enemiga de la paz…

 

Ningún colombiano es enemigo de la paz, salvo aquellos que andan con armas asesinando gente, dinamitando pueblos, reclutando niños.

 

No hay una negociación, lo que hay es una extorsión. Cada vez que quieren algo ejercen violencia sobre Colombia y obtienen beneficios. Uno no negocia con una pistola en la cabeza, ni con la sangre de sus ciudadanos derramándose, ni con los policías y los militares siendo asesinados, no negocia con quienes están secuestrando a sus ciudadanos.

 

Simplemente vamos a cambiar el que nos mata, el que nos asesina y el que secuestra, y la culpa de la violencia va a tener otro nombre y entonces los colombianos vamos a vivir en paz.

 

Creo que al país no se le debe mentir, las FARC generan menos del 30% de la violencia en el país. La gran violencia hoy en día es la violencia urbana que generan las Bacrim, Urabeños, Rastrojos, La Empresa, que hoy en día están desaforadas, engordándose también como las FARC con los dineros de la minería ilegal y del narcotráfico.

 

Uribe prometió acabar con las FARC y no lo hizo….

Las arrinconó. Cuando llega Uribe más del 60% del territorio no tiene ni siquiera policías, los alcaldes no despachaban en sus municipios porque los mataban. Uribe recuperó el espacio para los ciudadanos.

 

¿Desestima el poder de las FARC hoy?

 

Usted no puede pagarle a las FARC que han sido el mayor grupo terrorista que ha conocido este país, y el mayor cartel de cocaína del mundo, con impunidad total y representación política. ¿En qué queda la gesta de Luis Carlos Galán que perdió su vida luchando contra el hecho de que el narcotráfico se tomara la política? ¿En qué queda la vida y la obra también de Álvaro Gómez Hurtado?

 

Entonces ahora vamos a tener el primer cartel de cocaína gobernando a Colombia. Yo creo que hay preguntas morales que hacerse en términos de cuál es el tipo de país que uno quiere.

 

¿Tiene autoridad moral el uribismo luego de ocho años de aceitar políticos, de obtener gobernabilidad en el Congreso, de sumar votos para ganar la reelección, hablar hoy día de mermelada en el gobierno de Santos?

 

Hay que distinguir dos cosas, una es cuando usted hace unas inversiones locales y los parlamentarios sacan pecho por la inversión local, y otra es lo que ha pasado en el gobierno de Juan Manuel Santos, donde las inversiones locales no se han visto pero la plata sí.

 

Aquí lo que hay es un enorme fraude al erario, lo que hay es corrupción. Cosa muy distinta lo que había en el gobierno de Uribe.

 

Son los mismos políticos que acompañaron a Uribe, los que están ahora con Santos, ¿entonces esa mermelada era buena y esta ya no es buena?

 

El presidente Uribe le dio plata a todos los alcaldes sin importar su filiación política para hacer inversiones y se exigió que se hicieran las inversiones, ahí están, son las únicas obras que se ven en el país. De hecho, Santos sigue inaugurándolas. El problema es que este es un gobierno donde no se ha hecho nada pero la plata sí se ha gastado. ¿Dónde está la plata?

 

El gobierno de Juan Manuel Santos es un gobierno que está corrompiendo la democracia con eso de la mermelada, con esa manera infame de utilizar recursos para alterar los resultados electorales, para comprar gobernabilidad a partir del erario.

 

¿Entonces -según usted- Uribe es una incorruptible blanca paloma?

 

El presidente Uribe es un hombre muy honesto, estricto en su moral, austero en su manera de comportarse y yo confío en su absoluta transparencia:

 

¿Y las denuncias de Daniel Coronel sobre corrupción y enriquecimiento ilícito de Uribe y sus hijos?

 

Para empezar, los hijos de Uribe no tuvieron negocios con el Estado, entonces el gran delito es que pidieron una licencia para hacer una zona franca. Una zona franca no es un negocio del Estado, es una licencia que usted pide como la pidieron muchísimos otros.

 

Y le cuento una cosa, las zonas francas no son un negocio per se, depende de la inversión que usted le haga. En Colombia hay más de 19 zonas francas cuando en una economía como la argentina hay tres. Todas en su mayoría en Colombia están destinadas a quebrarse porque no van a poder hacer las inversiones a largo plazo.

 

Personajes públicos como el expresidente debieran demostrarle al país con qué recursos llegaron y con qué recursos salieron. Eso es bueno para la salud pública.

 

A los hijos de Uribe se los critica porque hicieron negocios y obtuvieron unos recursos. Entonces lo que debieron haber hecho es quedarse sentados viendo por la ventana. Ellos no hicieron negocios con el Estado, hicieron negocios particulares donde les ha ido bien. No hay nada que ocultar y no creo que sea necesario que se muestren las declaraciones de renta para poder saber si una persona es corrupta o no, porque si es corrupta entre otras cosas evade y elude.

 

¿Cómo se siente al lado de José Obdulio Gaviria, altamente cuestionado por sus nexos familiares?

 

El problema son sus parentescos. Uno no escoge su familia y yo creo que los delitos de sangre no existen.


José Obdulio representa una de las alas del uribismo, yo lo respeto, y trabajaremos con él.

¿Cómo analiza las elecciones presidenciales?

 

Estoy segura de que nosotros con Óscar Iván Zuluaga vamos a llegar a la segunda vuelta. Los colombianos lo han ido conociendo y descubren al gran hombre, al estadista, al gran pensador, al hombre sencillo, el gran proyecto polítio que tiene entre sus manos.

 

Pero lo tiene muy tapado el expresidente Uribe, no lo deja ver…

 

Yo lo que veo es que nosotros vamos a llegar a la segunda vuelta, no me cabe la menor duda.

 

¿No habría mayores posibilidades con Peñalosa?

 

Yo no creo que votemos por Peñalosa. No lo veo como una figura uribista, ni creo que represente a los uribistas.

 

¿Y si la segunda vuelta es Santos-Peñalosa?

 

No nos sentimos representados por ninguno de los dos.

 

¿Qué harían entonces?

 

El voto en blanco. Si no es Oscar Iván, si la segunda vuelta es entre Santos y Peñalosa, el voto en blanco es la mejor opción. Distinto sería si la opción fuera Marta Lucía Ramirez, una persona más cercana.

 

Peñalosa está en el partido de Petro, en el partido de Claudia López que son antiuribistas radicales. Nosotros no tenemos ninguna cercanía ni ideológica ni política con Peñalosa.

 

 

 
López Caballero, entre Santos y el voto en blanco PDF Print
Written by Giovanni Alarcón   
Monday, 14 April 2014 18:42



Alfonso López Caballero, exministro, ex congresista, ex embajador, hijo del expresidente López Michelsen, analista agudo de la política, se debate entre votar por Santos o por el voto en blanco.

 

“Creo que Santos ha hecho un buen gobierno, pero la reelección no me gusta, como le pasa a la mayor parte de los colombianos; me parece que fue abusivo cambiar la Constitución para eternizar una figura en el poder. Eso no es sano en países como los nuestros, débiles institucionalmente, con las mismas camarillas, porque uno no elije solamente al presidente sino a su camarillla de todo el tiempo”.

 

¿Y si no es Santos quién?

 

Yo no se.

 

¿Votaría por Peñalosa, por ejemplo?

 

A mí me parece que fue un excelente alcalde. No sé exactamente cómo sería su gobierno.

 

Podría ser una sorpresa interesante, no sé si positiva o no tan positiva, pero sería una sorpresa. Aunque hoy día no se lo reconoce esta ciudad la hizo él. Aquí no había parques, no había andenes...

 

Sin embargo, usted piensa que ¿mejor malo conocido?

 

Por tradición y por la sangre yo soy liberal, entonces me mantengo un poco en esa línea de actitud y de pensamiento.


¿Entonces vota por quién?

 

Estoy entre el voto en blanco y el voto por Santos.

 

¿Votar en blanco no es botar el voto?

 

Depende de la cantidad de votos que haya. Si el 35% de los votos son en blanco es una cosa muy importante. Si fueran soloel 3% son votos perdidos, sobre todo si ese voto puede definir quién gana y quién no gana.

 

A lo mejor termino votando por Santos, pero a mí no me gusta mucho la reelección, para serle franco.

 

¿El voto en blanco envía al país un mensaje de inconformidad?

 

En blanco quiere decir que a uno no lo acaba de convencer la oferta política que hay en ese momento.

 

Sí, ¿y a usted no lo acaba de convencer?

 

No me gusta la reelección, me parece que no es sano.

 

¿El clima político es un poco enrarecido?

 

Hay un ambiente muy particular que está aupando la candidatura de Peñalosa. Hay un descontento, un malestar generalizado que se refleja en las encuestas.

 

Hace un mes casi el 30% del electorado pensaba votar en blanco. ¿Quién es la gente que vota en blanco? Gente que tiene un alto grado de conciencia política y que rechaza todo lo que le están ofreciendo en ese momento.

 

El 26% más o menos estaba indeciso por quien votar, es decir, es gente que no se sentía comprometida ni motivada con ninguno de los candidatos.

 

Por otro lado, el 67% de la gente no gusta de la reelección como institución. No estamos hablando del Presidente Santos ni de su gobierno, a la gente no le gusta la idea que los presidentes se reelijan.

 

Hay un ambiente que tiene el campo abonado para que surja una candidatura nueva y diferente, y creo que eso es lo que de alguna manera le está dando impulso a Peñalosa. Ahora, el talón de Aquiles de Peñalosa es cuando le toque asumir posiciones, pronunciarse, porque ha tenido una carrera muy ambivalente, muy contradictoria. Fue apoyado por el expresidente Uribe, cuando era presidente, y ahora tiene el respaldo de Petro. En que le toque tomar posiciones será difícil complacer a toda la gente que está detrás suyo.

 

¿Cree que Peñalosa tiene realmente posibilidades de ganar la presidencia?

 

Yo veo lo de Santos mucho más sólido en el sentido de que él tiene el 80% de la estructura política tradicional.

 

Lo de Peñalosa es muy frágil, cualquier metida de pata puede hacer que se desintegre esa candidatura, pero mientras que Santos va un poco a hombros de los políticos, Peñalosa tiene viento que sopla a su favor. A Santos lo van cargando.

 

¿Podría repetirse la Ola Verde, ese furor, ese entusiasmo que casi hace presidente a Antanas Mockus?

 

Bueno, a Antanas Mockus lo demolió J.J. Rendón. Sacó unos anuncios en televisión de un candidato presidencial que nadie sabía quién era, -presumiblemente eso lo pagó la campaña triunfadora para no ensuciarse las manos-, en que ponían en relieve todas las contradicciones de Mockus.

 

Según la campaña, Mockus ayer decía que era ateo, hoy dice que no; ayer decía que admiraba a Chávez, hoy dice que no; ayer decía que los médicos deberían ganar máximo un millón de pesos, hoy dice que no, ayer decía que extraditaría al presidente Uribe, hoy dice que no. Y con ese tipo de campaña fue demoliendo la candidatura de Mockus que se hizo mucho daño a si mismo, porque tal vez no estaba preparado para los debates y para pronunciarse.

 

Un presidente tiene una ventaja muy grande sobre los demás en materia de debates porque ha estado manejando todos los temas importantes y está muy al tanto de todo lo que está pasando.

 

¿Cuál es la debilidad de Peñalosa?

 

Se ha hablado tanto de que el más grande enemigo que Peñalosa tiene es él mismo. Lo paradójico es que la fuerza de Peñalosa radica en no tener contacto político, no haber estado en el Congreso, no tener caciques tradicionales apoyándolo. Le sirve a él para capitalizar ese caldo de descontento que hay en términos generales con lo que ha sido la política anterior.

 

Veo que el tema de la campaña está cambiando un poco. Antes era ¿quiere usted la guerra o quiere la paz? ¿Naturalmente nadie quiere la guerra no? Ahora se preguntan ¿quiere usted seguir con la vieja política, con la mermelada, con la corrupción? Y ahí es donde él tiene un campo para capitalizar.

 

¿Santos es inderrotable?

 

No, inderrotable no. Lo que veo es que tiene una estructura muy sólida mientras que Peñalosa lo que tiene es que las circunstancias lo están favoreciendo, va con la corriente.

 

¿Y cuáles son las posibilidades de Óscar Iván Zuluaga y los demás?

 

Mucho menores, claro.

 

¿Habrá segunda vuelta, irremediablemente?

 

Yo creo que hay segunda vuelta porque además hay otro factor que parece que no contabilizan los que hacen estos análisis… el voto en blanco. El voto en blanco también hay que contabilizarlo para ganar en la primera vuelta. Es decir, el 51% tiene que incluir no solamente a los contendores sino también al voto en blanco.

 

¿Puede haber una sorpresa en segunda vuelta?

 

Es posible que se presente un "toconsan", todos contra Santos y todos se alían contra él o de pronto para esa época Peñalosa se ha derrumbado. Además, piensen ustedes que una de las especialidades del señor J.J. Rendón que asesora al Partido de La U no es tanto mejorar la imagen de los que está ayudando sino destruir a sus adversarios.

 
« StartPrev12345678910NextEnd »

Page 1 of 98


Edited: Giovanni Alarcon Moreno
Free counter and web stats