real estate menu left
real estate company logo
Spanish Chinese (Simplified) English French German Italian Portuguese
Sin pelos en la lengua
MI PAZ CON “DON JEDIONDO” PDF Print
Written by Édgar Artunduaga   
Monday, 25 August 2014 10:44

En estos tiempos de reconciliación en procura de la paz, nos sentamos con Pedro González –más conocido como Don Jediondo- a devolver la película sobre el día que –hace 15 años- pedí su retiro de Caracol y lo dejé (por lo que me cuenta) aguantando hambre, confundido y derrotado, con una bebé por sacar adelante (hoy tiene tres hijos).

 

Yamid Amat y Fernando Barrero, en la Caracol de entonces, decidieron que Pedro imitara a Cristóbal Américo Rivera, quien se iba para Súper, y en efecto el original y la parodia se peleaban la audiencia popular en Bogotá.

 

Entré a Caracol como periodista del programa 6 a.m-9 a.m. y La Luciérnaga. También fui nombrado director de Radio Reloj, donde me encontré con Pedro. Le di ocho días para adoptar su propio estilo de narrar las noticias, porque consideré un abuso lo que él y Caracol estaban haciendo.

 

González no aceptó leer de otra manera y yo pedí su retiro. No lo boté, según Don Jediondo.

 

–Sólo me tiró por la ventana.

 

“Bonito recordarlo con risa y sin resentimientos ni odios ni nada, sino al contrario, uno viendo que Dios utiliza personas y, digamos cosas de la vida para darle a uno oportunidades en otros campos que uno no pensaba”.

 

Pedro se trasladó a Bucaramanga en busca de trabajo y laboró unos meses en la emisora Radio Primavera, pero sus cuentas (él allá y la familia en Bogotá) no le cuadraron. Fue narrador deportivo y se rebuscó la vida de una y otra forma.

 

Sin embargo, le quedó sonando –explica- mi reflexión de que imitando, no teniendo una voz propia, no llegaría muy lejos.

 

“Me dije que tenía que hacer algo más auténtico, más autóctono, más de uno, y fue cuando nos inventamos el personaje que inicialmente se llamaba Alonso Bando.

 

De regreso a Bogotá me encontré con un aviso de prensa de Sábados Felices. Daban un número de teléfono. Fui, me presenté, tenía unos chistecitos anotados que pensé que algún día los iba a necesitar, hicieron un casting como de 200 personas y clasificamos dos, uno que le decían Peluffo y yo. Me gané una tostadora y un horno microondas. Y ahí comenzó todo.

 

Don Alfonso Lizarazo no me quiso presentar como Don Jediondo por considerarlo muy fuerte para la televisión. Entonces me presentó como un locutor de Sutamarchán: "Pedro González cuenta el siguiente chiste". Después estuve en No Me Lo Cambie, en Día a Día y a partir de hoy como director de Todelar 92.9 (y suelta sonora carcajada, porque ese es mi puesto).

 

-Le presento excusas a usted y a su familia, si les causé enorme daño en su momento, le digo.

 

-No señor, el corazón tiene que sanarse, y sobre todo ahora uno que conoce de Dios. Mi Dios le va poniendo a uno flechas. Sumercé fue como esa piedrita para pasar el caudal del río.

 

-Y cómo es la vida, reflexiono. Ahora usted es más famoso y hasta me puede prestar plata…

 

Vamos a comerciales... (Risas)

 

Gracias a Dios comenzaron las presentaciones, los shows. El primero me lo ayudó a conseguir Óscar Munevar, me dieron 40 mil pesos.

 

Con los shows empezamos con mi esposa María Eugenia a hacer ahorritos, pensando en la vejez. Nos metimos en un local en un centro comercial de Bogotá, Imperial en Suba, muy lindo. La idea era arrendarlo y tener esa entrada.

 

La persona a la que se lo habían arrendado se arrepintió a última hora. Si no abríamos íbamos a ser multados, y entonces dijimos "ay señor Jesucristo obrero, ¿qué vamos a hacer?"

 

Se nos ocurrió la idea de vender arepas y gallina como hacía mi mamá allá en el pueblo. Y empezamos, la fórmula de las arepas y las gallinas, gracias a Dios el SENA nos ayudó porque en esa época no estaba Gina Parody... (Risas)

 

Teníamos que abrir el 1° de diciembre de 2005, no alcanzamos, abrimos al otro día por cuestiones de gas, siempre tocó pagar un día de multa. Y al comienzo fue terrible porque la comida siendo la misma de hoy, deliciosa y todo, la imagen del restaurante era otra.

 

Le pusimos un nombre muy largo, "Las primas de Don Jediondo, sopitas y parrilla, un rincón de Boyacá en Bogotá". Mientras uno leía ya se le pasaba el apetito.

 

Un publicista amigo nos ayudó a cambiar la imagen y comenzó el éxito. En Bogotá hay 18 puntos, en el país 42.

Pedro González, Don Jediondo, se entregó a los brazos del Señor como fórmula de salvación. Agobiado por la depresión y horrorosos ataques de pánico que no curaban sicólogos y siquiatras, comenzó a visitar una iglesia cristiana, que le ha regresado la paz. Varias veces sintió una fuerza interior que lo impulsaba al suicidio, con más obsesión a lanzarse desde un edificio.

 

La versión de que está fundando su propia iglesia es irreal. También que se vaya a dedicar a la política, aunque recibió propuestas de Simón Gaviria.

 

Nos abrazamos. Aunque Pedro tuvo momentos difíciles, la situación lo forzó a inventarse el personaje de humor que hoy recibe tantos aplausos.

 

Ciertamente que la vida es una tómbola.

 

 
LOS GIROS POSTALES, UN ATRACO A LOS POBRES DE ESTE PAÍS, DENUNCIA CONGRESISTA DAVID BARGUIL PDF Print
Written by Giovanni Alarcón   
Monday, 25 August 2014 06:00

El representante a la Cámara, Dávid Barguil, quien ha logrado la aprobación de varias leyes que ponen en cintura a los bancos, enfila baterías ahora contra los desbordados costos de los giros postales, “el medio de hacer transacciones financieras de los pobres de este país” (casi un monopolio de las empresas del chance) 

 

Los giros en el 2010 manejaban $5 billones al año en transacciones; el año pasado manejaron $10 billones.

 

Y lo dramático -advierte Barguil- es que un giro de 25 mil pesos cuesta el 18 por ciento del valor a girar; un giro de 50 mil pesos vale el 10 por ciento de la comisión, ó sea 5 mil. Y los giros de 50 mil son el 29 por ciento de los giros en Colombia. ¿Quiénes utilizan los giros? ¡Los pobres!

 

Una advertencia: los señores de los giros o se autorregulan y bajan los precios o el gobierno y el Congreso tienen que establecer una alternativas para que los más pobres de este país no sigan siendo como siempre los que más pagan altas tarifas por los servicios que les prestan.

 

Barguil, de 33 años, llega por segunda vez al Congreso, en representación del conservatismo de Córdoba. Su votación de casi 100 mil votos lo hubiera elegido Senador. Además de su buena gestión legislativa, hoy se le conoce por otros dos asuntos: prepara matrimonio con Maria Paz, hija del expresidente César Gaviria (se casan en marzo del año entrante en San Andrés), y podría ser elegido nuevo presidente del directorio conservador.

 

Empezó en política en Bogotá repartiendo plegables en las calles con Enrique Peñalosa. Hizo parte del movimiento "Por el país que soñamos" y "Por la Bogotá que queremos" con Peñalosa y David Luna.

 

“Pero me dí cuenta que en Córdoba estaban los espacios dados para los jóvenes, que teníamos que devolvernos a nuestra tierra a trabajar por lo nuestro. Hicimos una apuesta por la alcaldía de Montería en un ejercicio también medio independiente. Eso sí, acudimos al partido de nuestros orígenes, de nuestra familia, que era el Partido Conservador.

 

El Partido Conservador estaba casi acabado en Córdoba, el aval casi que nos lo regalaron, era como una locura. Y nos ganamos la alcaldía con Marcos Daniel Pineda, el anterior alcalde de Montería, y fue un ejercicio maravilloso, sin compromisos, se pudo nombrar un gabinete técnico, y Montería comenzó un ciclo de transformaciones.

 

Barguil ha logrado, mediante ley, que a la gente le permitan retirar todo el saldo de su cuenta; los famosos 10 mil pesitos que dejaban en depósito significaban almuerzos y transporte para los menos favorecidos.

 

La mayoría de los bancos no paga ninguna rentabilidad por las cuentas de ahorro. Pero si la gente va a sacar un microcrédito se lo cobran al 43, al 44 por ciento efectivo anual, lo cual es una infamia. “Vamos a obligarlos a que en todas las cuentas de ahorros sin importar el saldo, siempre haya una rentabilidad mínima positiva, es decir, un reconocimiento de tasa de interés”.

 

El congresista plantea que ningún colombiano podrá ser reportado en las centrales de riesgo, Datacredito y Sifin, por deudas menores a 123 mil pesos, el equivalente del 20 por ciento del salario mínimo. “Es que hoy hay colombianos reportados por 500 pesos, 1000 pesos, y se les daña la vida crediticia”.

 

¿Es un godito muy liberal?

 

Soy un conservador con unas ideas muy claras frente a defender a la gente de los abusos que se cometen en distintos sectores, en la banca, en la telefonía celular, en el cemento, en los insumos agrícolas, en los medicamentos.

 

He identificado que este país está creciendo desde hace una década a cifras del 3, 4, 5 por ciento anual, pero se ve que la inequidad, la desigualdad y la pobreza casi que siguen igual. Algo está pasando, hay un desequilibrio, esa riqueza que estamos produciendo no se está redistribuyendo sino que se queda en las manos de unos pocos.

 

La teoría es que eso se ha presentado por los abusos que tenemos de carteles, de monopolios y de prácticas anticompetitivas. Bancos, telefonía celular, cemento, insumos agrícolas, medicamentos, eso ha impedido que haya una redistribución de la riqueza en Colombia y que los pobres sigan siendo pobres y que haya tanta desigualdad.

 

¿Dice usted que los sectores referidos son mafias?

 

Carteles, hay por supuesto prácticas anticompetitivas.

 

En el tema de los insumos agrícolas con nombre propio, Monomeros de la Costa y Abocol controlan más del 50 por ciento de los insumos agrícolas en este país. Demostré que las cementeras manejan los precios, el día que una sube el precio la otra lo hace; han durado 223 días con el mismo precio de los productos cuando supuestamente son competencia.

 

Se han puesto de acuerdo en que un bulto de urea vale 60 mil pesos, en el resto del continente vale 25 mil. ¿Cómo van a ser competitivos nuestros campesinos y cómo no va a estar quebrado el campo colombiano? El efecto de esos abusos y esas prácticas anticompetitivas en el sector agropecuario han llevado a la quiebra del campesinado y del agro en el país.

 

¿Es enemigo declarado del sector bancario nacional?

 

Yo no soy un enemigo de la banca, creo que cumple un papel fundamental para el desarrollo de cualquier país, capta el ahorro público y privado, y lo coloca a través del crédito para que la gente compre casa, monte negocios, viaje, eduque a sus hijos.

 

Lo que estoy en contra es de los abusos de la banca y sus prácticas. El que no tenga 19 millones de pesos al mes, todos los meses, comienza a bajar su saldo. Es decir, no le sube sino que le baja.

 

El que tenga 200, 300 mil pesitos en la cuenta, a los ocho meses le está debiendo al banco. Lo que hoy existen son cuentas de des-ahorro. Con mi plata los bancos se lucran y no recibo ninguna rentabilidad, además de que me cobran por todo.

 

Vamos a obligar a los bancos a que hagan lo siguiente: No solo le va a informar a la gente el precio o la tasa, sino que al ladito de la tasa y el precio habrá con el mismo tipo de letra, el mismo tamaño, la misma publicidad, otra tasa que incluya todos los costos asociados al producto. Así podrá comprobarse cuál banco es más caro, más barato, y los colombianos podrán tomar la decisión que le ayude a ahorrar.

 

¿Los bancos, en síntesis, han venido por años, por décadas, por toda la vida abusando de los colombianos?

 

Sin duda. Ha habido una escalada en los últimos siete u ocho años. Las tarifas bancarias venían subiendo muy por encima de la inflación. Mientras la inflación en Colombia era del tres o cuatro, los bancos subían sus tarifas hasta el 20 por ciento de un año al otro. Es decir, estaban ayudando a empobrecer a la gente.

 

Desde hace dos años las tarifas bancarias no suben por encima de la inflación, muchas de ellas. Y bueno, hemos puesto el dedo en la llaga y hemos hecho la denuncia pública.

 

¿Cómo hace con tantos amigos influyentes para llevar la fiesta en paz?

 

Ni tan en paz.

 

Soy un hombre de convicciones, de profundas convicciones por lo público. Este país tiene serios problemas y los que estamos metidos en la vida pública tenemos que entender que a nosotros nos eligen para eso, para defender a la gente, para defender el bolsillo de los colombianos, para ayudar a transformar la realidad que vivimos, y por eso me metí en la vida pública, yo por eso no soy médico ni ingeniero, ni empresario. Lo mío es transformar la realidad de este país y yo no mido si piso o no callos de poderosos.

 

¿Cómo es su relación con el expresidente Gaviria, su suegro?

 

El presidente Gaviria es muy respetuoso de la relación. Le cuento que muy en medio de risas y de chistes, con humor negro, él en sus posturas liberales, yo en mis posturas conservadoras, él habiendo respaldado a Santos y yo a Oscar Iván Zuluaga y antes a Marta Lucía Ramírez.

Last Updated on Monday, 25 August 2014 11:14
 
“SOBRE EL NEGOCIO DE METER MILITARES A LA CÁRCEL”, HABLA SENADORA GÓMEZ PDF Print
Written by Édgar Artunduaga   
Thursday, 21 August 2014 14:30

Ana Mercedes Gómez, ex directora del periódico El colombiano de Medellín y ahora senadora por el Centro Democrático dice tener una preocupación mayúscula: la injusticia que se está cometiendo con muchos militares y policías, encarcelados por cuenta de abogados que convirtieron el asunto en negocio.

 

“Parece que al país no le importa que estén privados de la libertad, de manera injusta. Conocemos que hay colectivos de abogados que tienen eso como actividad y como negocio: meterlos a la cárcel y sacarle dinero al Estado para repartir”.

 

La senadora Gómez promete defender con ahinco el fuero militar “y sumar esfuerzos en varias regiones de América para crear un foro de ciudadanos democráticos”.

 

Integra la Comisión segunda senatorial que se encarga de asuntos internacionales y temas militares. Fue nombrada por sus colegas en la comisión de ética.

 

Dice que encuentra una tontería que los congresistas repitan los discursos, que uno diga lo que el anterior acaba de sostener, lo que hace interminables los debates. “Tenemos esa mala costumbre, hablar mucho y escuchar poco”.

 

Se piensa que la bancada uribista se limita a atender órdenes del expresidente….

 

Realmente no es así, eso se ha demostrado desde la primera convención que hicimos, votamos con toda libertad, Uribe no influyó en ninguno de nosotros para que votáramos por A, B o C. Era el momento de las candidaturas presidenciales y ganó Óscar Iván Zuluaga.

 

Hemos también votado para la elección de las directivas del partido, en un claro ejercicio democrático. Alvaro Uribe es el inspirador pero él quiere que el partido trascienda a Uribe y sea un partido con vocación histórica y de permanencia.

 

¿Están en La Habana las verdaderas víctimas de la violencia en Colombia?

 

En Antioquia está el secuestrado más antiguo de las FARC, Eduardo Ospina Rodríguez, del cual nunca se volvió a saber nada. Fue desaparecido en Urabá, pagaron por su rescate, pagaron después para que les entregaran el cadáver y nunca ha aparecido. Es una víctima y creo que a la familia nunca la han consultado.

 

¿Se siente bien haciendo oposición?

 

Me siento bien tratando de prestar un servicio al país porque así es como yo considero el poder. El poder es para servir y no para servirse a uno mismo, en ese sentido lo resumo.

 

¿Todos pensando en la paz y el Centro Democrático metiendo zancadilla?

 

Nos han malinterpretado. Jamás hemos dicho que no a la paz. Queremos la paz pero sin impunidad para aquellos inmersos en delitos de lesa humanidad. Colombia ya está en la Corte Penal Internacional y no puede haber impunidad total.

 

Tampoco queremos que esas personas no lleguen a ocupar cargos públicos, sea de nombramiento o de elección popular. De resto, toda la generosidad, para que se reinserten a la institucionalidad.

 

Pero la institucionalidad está de este lado y son los guerrilleros los que deben acomodarse, no todos los colombianos al modelo que quiere la guerrilla.

 

Eso no significa no querer la paz, es la paz sin impunidad, porque si no la lectura es, "el delito paga", si no, la lectura es, "ellos son una fuerza que está en conflicto" y no es así porque aquí no hay una dictadura, ni una guerra civil. Son ellos declarados por la comunidad mundial narcoterroristas, que tienen que entrar al Estado Social de Derecho.

 

¿Qué el Estado de Derecho necesita reformas? Obviamente que sí. ¿Qué tenemos que trabajar hombro a hombro todos por una Colombia equitativa, educada, con igualdad de oportunidades, con una amplia clase media? Claro que sí, y ahí tenemos que hablar con el sector privado, la academia, el sector gubernamental, absolutamente todos.

 

Pero que no piensen que van a llegar a tomarse el poder, ya no por la fuerza sino a través de los mal llamados diálogos de paz de La Habana.

 
MARÍA IZQUIERDO VUELVE AL ATAQUE PDF Print
Written by Édgar Artunduaga   
Thursday, 21 August 2014 14:10

Atrás quedaron sus años de congresista polémica y agresiva y algunos líos legales que la alejaron de la política. Se volvió cristiana y piadosa, analista de los hechos de la vida nacional y al parecer santista. Dicen que entra y sale con frecuencia de la Casa de Nariño y que el Presidente le acepta consejos.

María acaba de ingresar a la radio y habla en Todelar a las 7.30 de la mañana. Por lo que le escuchamos conserva el picante.

En su primera intervención elogió el talante del Jefe del Estado “conciliador, diplomático, de buena fe”, que contrasta –dijo- con algunos de sus ministros.

Según su comentario, el nuevo titular de agricultura, Aurelio Iragorri jr es distante, displicente y tan solemne que parece un viejo prócer del Cauca al que hay que besarle la mano.

Dice no entender cómo sigue en el gabinete Cecilia Alvarez, después de una gestión opaca en el Ministerio del Transporte. Y lamenta que Diego Molano, ministro de las TICS no se identifique más cálidamente con sus paisanos boyacenses.

Sobre el Ministro Henao –de Vivienda- considera que se ha crecido en el cargo. Y del Ministro de Defensa, a quien califica de “chusquito” afirma que es coherente con su vida, en tratándose de que es hijo de un general.

María Izquierda asegura que el presidente Santos es un hombre sin odios, abierto y simpático, pero tendrá que lidiar con la antipatía de varios de sus ministros y colaboradores.

Algo más: dice que no tiene aspiraciones políticas ni burocráticas. Que está por encima del bien y del mal y se dedica con esmero a una fundación que protege a niños enfermos.

 
EL ALCALDE SAQUEADOR (DE GARZÓN) PDF Print
Written by Édgar Artunduaga   
Wednesday, 20 August 2014 14:34

El alcalde de Garzón, Delio González, ha venido sistemáticamente –desde que asumió sus funciones- saqueando el municipio, ante la indiferencia (o complacencia) de los organismos de control, con el auspicio de sus padrinos políticos (Integración conservadora) y muchos funcionarios venales.

 

Carlos Cubillos (cédula 12.195.854) fue uno de sus socios en los robos iniciales (año 2012) pero rompieron cobijas porque González incumplió los acuerdos y se quedó con todo, según se lo ha contado a la Fiscalía y a los jueces.

 

Son compadres. González es padrino de una hija de Cubillos. Por eso se pusieron de acuerdo –apenas iniciado el gobierno- para enriquecerse. Cubillos fue nombrado supervisor de la maquinaria oficial, encargado del combustible y contratista de operarios.

 

Aprovechando “la buena suerte” de una crisis invernal que afectó centenares de familiares, el alcalde decretó una emergencia que le permitió contratar directamente y recibir miles de millones de pesos del gobierno nacional, a través de la oficina de gestión de riesgo.

 

Empezaron su negocio con cifras que consideraron pequeñas. Compraron dos volquetas a nombre de una empresa que organizaron a las volandas y que registraron a nombre de Rubert Bustos, un campesino de la región, que escasamente sabía firmar.

 

Convinieron que una volqueta era de Castillo y la otra del alcalde. Bustos recibía los cheques y los entregaba en la casa del alcalde.  El municipio pagaba $17 millones mes por el alquiler de los vehículos, pero combustible, repuestos e imprevistos eran pagados del presupuesto municipal.

 

Transcurrido un año, surgieron los enfrentamientos porque el alcalde siempre se quedaba con todo, mientras Castillo recibía migajas. Enfurecido por el incumplimiento, los compadres se gritaron y rompieron cobijas. González le ofreció a Castillo $40 millones para terminar en paz.

 

Castillo se sintió robado, pero bajó la guardia porque su novia, la jefe jurídica –Carolina Pineda Valencia- se mantenía en el cargo, y a través de ella el alcalde prometió resarcir los daños.

 

Unos días más adelante, el alcalde le pidió a su jefe jurídica, que ya le había cohonestado algunos abusos, la firma de un documento que la funcionaria consideró un exabrupto. Pineda se negó a firmar y el alcalde le pidió su renuncia, en plena aplicación de la ley de garantías.

 

Los dos exfuncionarios –Castillo y su novia Pineda- han venido declarando ante la Fiscalía contra González. Y han contado y sustentado una decena de ilícitos y robos del alcalde, aceptando sus propios pecados.

 

El alcalde bribón fue creciendo en sagacidad y mañas y prosigue el saqueo a su pueblo, como ocurre con todos los funcionarios públicos corruptos que encuentran el camino pavimentado para el pillaje, porque contralorías, personerías y hasta fiscalías son negligentes o actúan cuando los hampones ya se han retirado de sus cargos.

 

Castillo ha ido decenas de veces a la fiscalía a entregar todos los documentos que le exigen, mientras el flamante alcalde de Garzón amenaza con demandas porque supuestamente están afectando su buen nombre.

 

Su último invento es la postulación de uno de sus más cercanos testaferros como autoridad cafetera departamental, en proceso que se cumple por estos días. Rubert Bustos (el mismo de las volquetas) es su candidato.

 

 

 
« StartPrev12345678910NextEnd »

Page 10 of 125


Edited: Giovanni Alarcon Moreno