real estate menu left
real estate company logo
Spanish Chinese (Simplified) English French German Italian Portuguese
Sin pelos en la lengua
LA EXTRADICIÓN DEL CARPINTERO: “EL CASO ME SUENA A FALSO POSITIVO DEL GOBIERNO” PDF Print
Written by Edgar Artunduaga   
Tuesday, 09 September 2014 19:30

El presidente Santos ya firmó la extradición del carpintero, Ariel Josué Martínez, pero la Fiscalía le ha pedido a Estados Unidos que revise bien el caso. El sacerdote José Manuel García, del Seminario Mayor de San Vicente del Caguán, dice que se está cometiendo una gran injusticia y el caso le suena a falso positivo del gobierno.

El sacerdote es enfático:

 

-Lo conozco muy bien, desde hace muchos años, y por eso estoy absolutamente seguro de que es inocente. Soy consejero matrimonial y hace casi una década le he venido ayudando en su vida.

 

Josué no tiene nada oculto. Es fácil engañar uno o varios años, pero hacerlo todo el tiempo es imposible. Él lleva aquí en el Caquetá 14 años y todo es coherente, es un pobre hombre, vive pobre, como obrero, no tiene con qué, apenas no pasa hambre, aunque ahora la familia está pasando hambre. Mientras él estaba aquí no pasaban hambre pero tampoco tenían dinero. La manera de vestir, la manera de actuar, la manera de proyectarse en la comunidad, no se escondía a nadie, todo el mundo lo conoce aquí.

 

Es fácil demostrar la inocencia, revisando sus huelas, mirando los registrados, las cuentas bancarias que no tiene, investigando en el banco donde dicen que hubo la suplantación, la recepción del dinero, todo eso.


Josué no sabe ni manejar un computador, no sabe ni prenderlo y lo acusan de manejar por medios electrónicos las redes de las que se habla. En el banco dicen que no lo conocían, que tienen idea de que es un hombre muy pobre.

 

Entonces –agrega el sacerdote, desde San Vicente- todo apunta a la inocencia. Creemos que precisamente por ser tan diáfana, tan clara la inocencia de Ariel, ahora que se han prendido las alarmas tiene que revelarse toda la verdad.

 

Gracias a los medios de comunicación, el fiscal ahora sí pudo mirar o quiso mirar la situación y se dio cuenta de la injusticia tan terrible que se está cometiendo.


¿Ya le habían pedido al Presidente de la República que no firmara?


Claro, pero parece que los escritos que hemos enviado no le han llegado al señor presidente. Parece que lo que han escrito los periodistas sí lo ha podido leer.

 

El asunto es que estamos peleando con un tratado internacional y seguramente Colombia está comprometida a no revisar los motivos de inocencia o de culpabilidad sino solamente a hacer los trámites de la extradición, exclusivamente. Esa palabra es fatal. Ellos sentencian la inocencia o la culpabilidad.

 

Padre, háblenos un poco del presente del carpintero…

 

Josué Ariel fue detenido el 18 de marzo de este año en su carpintería. Josué es un hombre inocente, ingenuo, muy transparente, y vive allí cerquita a la carpintería, nosotros la llamamos machimbradora, que es donde traen madera y le hacen los cortes primeros, unas máquinas que hacen unos cortes.

 

Él es dueño del 20 por ciento de esa carpintería, y lo fue consiguiendo con muchos sacrificios, con una deuda que tenía al principio, que le pagaron un poco y pudo comprar con el compañero la máquina. Vive cerquita porque él sufre de epilepsia, no puede viajar muy largo, él no puede someterse a muchas cosas ni manejar máquinas peligrosas, y por eso en la cárcel hemos estado pendientes que no le vaya a faltar la medicación.


La familia vive a menos de 100 metros de la machimbradora, tiene cuatro hijos, dos de las hijitas menores, una de cinco años y otra de añito y medio, con Betty la esposa, y la señora tenía ya dos hijos y él los adoptó, de modo que él es el papá de los cuatro hijos que tiene. El muchacho grande está en grado 11, estudia en un colegio público de aquí, y el pequeño tiene 13 años, está en séptimo u octavo,


Esa es la familia, una familia pobre, la casita que tienen la construyó él con sus propias manos y con la maderita de la machimbradora, compró un lotecito hace como unos ocho años y la fue construyendo de a poco él mismo cuando cerraban el taller.

 

¿Estaríamos ante la probable suplantación de su identidad?

 

Inicialmente se creía que se le habían perdido los documentos o que hubiera sucedido una clonación de identidad. Parece que es eso.

 

Padre, ¿cuántos meses lleva detenido el carpintero?

 

El 18 de este mes cumplirá seis meses. El 18 de marzo a las 10 de la mañana lo detuvieron en un operativo medio ofensivo. Es que un pobre hombre que no tiene un alfiler o que nunca ha tenido armas ni nada, y que vive allí en el taller, que trabaja en la Junta de Acción Comunal, que se relaciona con toda la gente, y viene un operativo de esos como si fueran a coger a Pablo Escobar, con metralletas y otras armas.

 

Todo San Vicente quedó muy herido porque aquí lo quieren mucho, luego lo presentaron en los medios, dijeron que hicieron el gran operativo, mejor dicho que coronaron el trabajo. Eso nos huele como a falso positivo, terrible, y sabemos que Colombia cuando entregan una persona en extradición a Estados Unidos, el gobierno gana puntos por colaboración con la justicia de Estados Unidos, entonces nos huele un poco a falso positivo del gobierno, lo cual es muy doloroso.

 

¿Cuánto lleva usted en San Vicente?

 

Yo llevo nueve años aquí en San Vicente, soy consejero matrimonial y me dedico a atención de las familias en todos sus problemas, vivo muy feliz aquí porque no hay lugar en todo el país, quizá en el mundo entero, un lugar donde la gente haya sufrido más por todos los aspectos. Usted sabe que San Vicente ha estado sometido por la guerrilla y el narcotráfico durante 50 años, entonces hay mucho sufrimiento y mucho dolor.

 

Al mismo tiempo es la gente más admirable, más maravillosa, la gente es pacífica pero tenemos muy mala imagen afuera.

 

¿Cómo es posible que el carpintero esté seis meses detenido?

 

Seis meses detenido ese pobre hombre, ¿cómo le parece? La familia ha pasado unas necesidades espantosas. Doña Betty está por ahí vendiendo unos bonos a ver si logra tener con qué sobrevivir.

 

¿Nunca vio algo que le pareciera sospechoso, una compra imprevista, por ejemplo?

 

Le voy a contestar con una cosa muy chistosa. Un periodista visitó la casita humilde y pobre, muy pobre, y doña Betty le mostró su aparato de música, un radiecito remendado que viene con un alambre como antena. Ariel no ha tenido nada, Ariel no tiene ni una moto. Ariel es el dueño del 20 por ciento de ese tallercito, como le digo, que fue comprando poquito a poco en estos 14 años que ha trabajado con la madera. Vive en la pobreza. No tiene nada.

Last Updated on Tuesday, 09 September 2014 19:43
 
BOGOTÁ NO ES BIEN TRATADA POR LA NACIÓN PDF Print
Written by Édgar Artunduaga   
Monday, 08 September 2014 17:09

La creencia de que Bogotá se queda con la mayor parte de los recursos de la nación, por cuenta del odiado centralismo, es una falsa creencia, vieja versión que se da por hecho, aunque las cifras digan otra cosa.

 

La ciudad (sus habitantes) contribuye con cerca del 34% de los ingresos tributarios de la nación, que representan aproximadamente $34 billones de pesos, a través de impuestos como la renta, patrimonio, de consumo, entre otros.

 

Según estudio de la representante liberal Olga Lucía Velásquez (quien fue secretaria de gobierno) Bogotá –uno solo de los 1.096 municipios de Colombia-  le aporta cerca del 25% del PIB al país (174 billones).

 

El problema es que la Nación no es recíproca con la capital “que requiere de mayor inversión en la estructura urbana para mejorar la competitividad, en la creación de nuevas empresas y en la innovación de bienes y servicios de las empresas existentes, lo que se traduciría en mayores ingresos para el Gobierno Nacional”.

 

Velásquez considera que Bogotá es una de las ciudades más inequitativas de América Latina,  donde lo que se ha distribuido no es el ingreso sino la pobreza; así lo demuestra el indicador sobre distribución del ingreso (GINI), cuando se analiza por localidad: Ciudad Bolívar (0,38), San Cristóbal (0.39) Usme (0,40) Bosa (0,40), están por debajo del GINI de Bogotá que es del 0,497.

 

De las 20 localidades que conforman Bogotá, en cinco de ellas se concentra la población más pobre por ingresos[1]: Usme (34%), Ciudad Bolívar (32%), San Cristóbal (30%), Rafael Uribe (27%) y Bosa (255). El total de pobres por ingreso de Bogotá, es como si tuviéramos tres  veces la ciudad de Cúcuta, ó cinco  veces la ciudad de Neiva, ó  la población de la ciudad de Barranquilla más la mitad de la población

 

de Cartagena. Bogotá merece más recursos para atender esta presión permanente de necesidades de sus habitantes, visitantes y migrantes que diariamente llegan a la Capital en busca de oportunidades.

 

Dentro del presupuesto General de la Nación para la vigencia 2015, se tiene previsto para Bogotá, entre transferencias directas e inversión regionalizada, $6.4 billones, lo cual no se compadece con el aporte que la ciudad realiza al PIB Nación. Ni tampoco refleja la importancia que tiene para el país la Ciudad Capital, en el sentido de hacerla más competitiva.

 

Bogotá cuenta con un presupuesto aproximado de $13 billones, de los cuales por Sistema General de Participaciones, con destino a sectores sociales e infraestructura de transmilenio, recibe  $2.6 billones, que representan solamente el 20% del presupuesto Distrital, menor a lo que sucedía hace 5 años cuando participaba con el 25%. En la mayoría de los municipios colombianos las transferencias superan el 50% del presupuesto del municipio y en muchos de ellos los sectores de educación y salud son financiados con el 100% del Sistema General de Participaciones.

 

Es importante señalar –dice el estudio de Velásquez- que Bogotá es ciudad receptora de población vulnerable, que utiliza los servicios de salud, educación, de integración social, entre otros, que son atendidos en su mayoría con recursos propios del presupuesto Distrital. Según el DANE en sus proyecciones para el año 2020, la mayor tasa de crecimiento (1.48) y la mayor tasa de migración (2.23) la tiene el Distrito Capital.

 

Las obras y proyectos que carecen de financiación son incalculables pero priorizando las inversiones, Bogotá requiere recursos para: infraestructura hospitalaria, educativa, innovación, centros de desarrollo tecnológico, mejoramiento, rediseño e implementación de la estructura ecológica de la ciudad, mejorar, renovar y crear nueva infraestructura para la movilidad, implementar todos los elementos de un sistema integrado de transporte público.

 

Y pensar que en la mal llamada provincia, están convencidos que Bogotá se queda con toda la plata del presupuesto nacional.

 


[1] Datos tomados de la Encuesta Multipropósito para Bogotá -SDP

 
“SI USTED EVADE O INVENTA LO VAMOS A COGER”: SANTIAGO ROJAS, DIRECTOR DE LA DIAN PDF Print
Written by Édgar Artunduaga   
Monday, 08 September 2014 10:01

El ahora director de la DIAN, que era ministro, no se siente degradado. Considera que es un reto mayor que asume con toda responsabilidad, incluyendo enfrentarse a las mafias del contrabando, organizaciones criminales transnacionales.

 

El tema del contrabando –admite Santiago Rojas- sigue siendo uno de los grandes flagelos para la economía nacional y aunque su poder crece el Estado debe enfrentarlas con dureza.

 

En su opinión, la pelea es institucional y no personal contra esos delincuentes, y la darán los diez mil funcionarios comprometidos con esa lucha en la Dian.

 

“Es un reto gigantesco. Contamos con el apoyo de la policía fiscal, la Fiscalía, y en la medida en que actuemos como un equipo de manera institucional las acciones personales se verán diluidas”.

 

¿Por qué es tan difícil poner a buen recaudo esas bandas criminales?

 

El narcotráfico lava el dinero a través del contrabando. Hace 12 años, cuando fui director de la DIAN por primera vez, el lavado de dinero se hacía con muchas actividades, se utilizaba a veces al sector financiero, el tema del pitufeo sacando plata de los cajeros electrónicos, de los dólares que consignaban en el exterior.

 

Pero se hizo un cerco muy grande. Es muy difícil lavar dinero a través del sector financiero, y la única alternativa que les queda a esos criminales es lavar dinero a través de mercancías que entran al país de forma irregular a través del contrabando.

 

 

¿Qué nos dice de “la gente bien” que lleva sus dineros a paraísos fiscales para evitar el pago de impuestos?

 

Es difícil calcular el monto de los capitales que han salido de Colombia, cifras conservadoras hablan de 20 mil o 30 mil millones, podrían llegar a 50 mil millones de dólares.

 

Hay que aclarar lo siguiente, sacar el dinero del país no es ilegal, lo ilegal o lo que no se debe hacer es no declararlo en su declaración de renta.

 

Colombia tiene que saber exactamente cuáles son los bienes, cuentas o dineros que tienen los colombianos en el exterior. Tenemos acuerdo con Estados Unidos, estamos negociando con varios países.

 

Yo creo que el cerco se va cerrando, y el colombiano que tenga dineros en el exterior, la DIAN va a saber donde los tiene. Es un gran reto, el colombiano tiene que entender que esa figura de sacar dineros al exterior para no pagar impuestos en Colombia, afectando la salud de los colombianos, es algo ilegal.

 

¿Quiénes son los que sacan la plata?

 

Es difícil hacer una categorización, sacar plata del país no es ilegal per se.

 

¿Los industriales, los comerciantes, los periodistas, los futbolistas?

 

Soy enemigo de las generalizaciones porque uno no puede decir que de golpe se detectaron dos o tres abogados que sacaron la plata.

 

¿La DIAN los tiene detectados a los evasores?

 

Hemos detectado varios, estamos haciendo un esfuerzo muy grande. También hay que darles salida jurídica a esas personas, gente que de golpe en los 90 y en épocas de grandes dificultades en el país decidieron sacar sus ahorros al exterior y los quieren traer, estamos buscando una alternativa jurídica compatible con los pronunciamientos de la Corte Constitucional que permita traer esos capitales, pagando una sanción, obviamente, pero ya regularizarlos. Esa es la idea que tenemos para presentar al Congreso en los próximos días.

 

Hay quienes piensan que la ampliación de la base tributaria para la declaración de renta es un exceso contra la clase media, especialmente…

 

La última reforma tributaria dijo que hasta el año pasado declaraban renta quienes tuvieran ingresos superiores a 100 millones de pesos. Con la nueva norma, quien debe declarar impuestos es quien gane más de 37.5 millones de pesos, se bajó muchísimo esa línea. Eso significa que hay 750 mil colombianos que el año pasado no tenían que declarar renta y que ahora sí tienen que hacerlo.

 

Sin embargo, declarar no significa pagar. Lo que hemos encontrado es que el colombiano que está ganando alrededor de 3 millones 100 mil, que es el monto mínimo para empezar a declarar, a 7 millones de pesos, cuando hace su declaración de renta, encuentra por las retenciones de los años anteriores, que no tiene que pagar. Inclusive, un grupo importante de colombianos, alrededor de 400 mil van a tener devolución.

 

Usted tiene que mirar si tiene que declarar. Si ganó el año pasado más de 37.5 millones de pesos, o tiene un patrimonio superior a 120 millones de pesos, su casa vale más de eso o tiene cuentas bancarias por ese valor, tiene que declarar. Cuando uno declara tiene que llevar un formulario.

 

Por ejemplo, un apartamento de 200 millones de pesos y usted ya está casado, el patrimonio son 100 de uno y 100 del cónyuge; entonces usted no tendría que declarar. No es así tan absoluto, cada caso hay que mirarlo.

 

Si usted es un empleado que recibió su sueldo, cuando lo recibe el año pasado encontró que le hacían una retención en la fuente, eso va sumando, usted lo tiene al lado, va calculando en sus ingresos, le puede restar unas deducciones, pagos de salud, pensiones, interés del crédito de vivienda.

 

Hay quienes aconsejan que no le pida devoluciones a la DIAN porque lo investigan y le cobran hasta lo que no se ha comido.

 

La DIAN tiene que ser muy seria en el tema de devoluciones. Imagínese que cada colombiano le pida a la DIAN lo que no le debe, todos los colombianos perderíamos. Hacemos una auditoría. No significa que le van a esculcar la casa, pero sí cruzamos la información.

 

Mi llamado es a que digan la verdad, declaren la realidad, si usted ganó una plata declárela. No se invente que tiene dependientes, no invente que está pagando un crédito de vivienda. Si usted inventa, la DIAN lo va a coger. Si descubrimos que hay algo raro le vamos a caer y le vamos a mirar de arriba a abajo.

 

Volviendo al tema del contrabando ¿en qué proporciones ha crecido?

 

La UIAF ha calculado que más o menos el 80 por ciento del dinero que se lava es narcotráfico.

 

Es muy difícil de calcular, porque es una economía ilegal e informal que no está obviamente registrada, pero se calcula que puede ser entre 5 mil y 7 mil millones de dólares al año.

 

¿Y ese contrabando siempre para en los sanandresitos?

 

Algunos se han formalizado, pero todavía venden contrabando. También otros centros de comercio del país.

 

Hace 12 años cada vez que la DIAN iba a un sanandresito tocaba montar un operativo policial muy complejo. Hoy en día, me dicen en algunos centros de comercio en Medellín, lo que se conoce como "el hueco", me dicen que la DIAN anda permanentemente allá preguntando por la mercancía. No son necesarios esos operativos tan grandes porque se han regularizado muchos de los comerciantes, sabiendo que todavía puede haber algunos de ellos vinculados a las mafias de las Bacrim o los narcotraficantes que tienen contrabando. A esos hay que atacarlos.

 

¿Y en Bogotá es peor que en Medellín o al revés?

 

Yo creo que es similar.

 

Es decir, ¿el mismo hueco?

 

Es similar, digamos así. Igual, algunos han formalizado, venden productos nacionales, y otros venden productos chiviados como en el resto de comercios colombianos, y algunos son productos de contrabando y por eso el control es muy fuerte.

 

Usted, doctor Rojas, combate el contrabando, ¿qué más?

 

La evasión de impuestos que en renta y en IVA es muy grande. Todavía hay comerciantes que no quieren entrar en la legalidad y que siguen vendiendo por debajo de cuerda, que dicen que si usted me paga con tarjeta sí le cobro IVA y en efectivo no le cobro IVA. Eso está mal hecho. El colombiano debería exigir la factura, porque es plata de su salud, de la seguridad.

 

¿La corrupción de que se habló hace algún tiempo al interior de la DIAN se ha enfrentado positivamente?

 

Seré muy claro en ese sentido, la DIAN tiene alrededor de 10 mil funcionarios, la inmensa mayoría somos gente decente, honesta, comprometidos con el país.

 

Obviamente sí ha habido casos de corrupción y ahí tenemos una entidad externa especializada en control disciplinado que mira el tema, la Fiscalía tiene una unidad especializada, se han judicializado varios funcionarios de la DIAN que hoy están en prisión por el tema de devoluciones, y en este momento cualquier acción de corrupción se castigará porque hay que tener cero tolerancia a la corrupción.

 

La pregunta del vivo, ¿qué va a ocurrir con esos colombianos que están obligados a declarar y no lo hacen?

 

Recibimos información de los bancos, de Catastro, de las empresas donde le pagaron o donde tiene a sus empleados, lo que usted ha comprado...

 

Pero no tienen la información del colchón.

 

El manejo del efectivo sigue siendo un gran problema en el país.

 

Pero eso en parte es culpa de los bancos, la gente les teme.

 

La gente no debería temer a los bancos. Yo fui presidente de Bancoldex recientemente, y la verdad los bancos tienen, para cuentas de nómina la exención al 4 por mil, es decisión personal. Yo aconsejaría tener la plata en los bancos pero cada quien hace lo que quiere.

 

Lo que digo es que todo ese cruce de información, tarjeta de crédito, cuenta bancaria, apartamento, está permitiendo que lleguemos a los omisos.

 
“LO QUE SE VENDE EN LA TELEVISIÓN COLOMBIANA ES LA HISTORIA DE LOS NARCOS”: DAGO GARCÍA PDF Print
Written by Edgar Artunduaga   
Friday, 05 September 2014 06:23

Son 26 años en la televisión, la gran mayoría en Caracol, recibiendo aplausos, críticas y palazos, como corresponde a quien trabaja en los medios de comunicación. El país reconoce a Dago García como uno de los más creativos y exitosos directores. No de otra manera podría mantenerse por tanto tiempo en la vicepresidencia de producción de uno de los dos canales privados y más poderosos del país.

 

“Yo creo que parte del encanto que tiene la televisión es que sirve para que también la gente exprese su descontento con respecto a lo que pasa, no solamente en la pantalla sino en el país. Hay que estar preparados para asimilar y asumir que también la gente protesta y la gente exponga su descontento”.

 

¿Qué contenidos prefieren hoy los colombianos?

 

En los últimos tiempos la gente quiere recibir historias muy cercanas, historias de personajes que hayan representado algo en esa construcción de la identidad nacional.

 

De un tiempo para acá hemos venido haciendo novelas basadas en historias como la de Rafael Orozco, los integrantes de la Selección Colombia, la Ronca de Oro, incluso la historia de Pablo Escobar. Ese componente de realidad, personajes que la gente percibe como constructores, para bien y para mal, de lo que podemos llamar identidad nacional, son recibidos con beneplácito.

 

Hay otros dos elementos que están en el ADN de la televisión colombiana: la música y el humor. Si tenemos esos dos elementos sumados a un componente de realidad tenemos a un televidente satisfecho.

 

¿Qué particularidades debe tener una serie colombiana para que pegue en Estados Unidos?

 

Eso cambia con el tiempo. Hace más o menos unos seis, siete años, éramos muy apetecidos en el mercado internacional por nuestra dosis de humor. En esa época pudimos poner novelas tan exitosas como Betty La Fea, Pedro El Escamoso, La Guerra de las Rosas, Vecinos. Funcionarion bien en el mercado estadounidense.

 

Hoy para bien o para mal, y ese es como otro debate, ese mercado espera series con el tema narco. Fue un tema que estuvo tanto tiempo vedado, represado, le teníamos miedo porque no sabíamos qué consecuencias iba a tener, pero en estos momentos es el producto que más está buscando la televisión de habla hispana en los Estados Unidos.

 

Pero esto siempre funciona como por olas, por tendencias que duran aproximadamente tres, cuatro y hasta cinco años, y luego se renuevan con otros contenidos. Pero en este momento específico las series de narcos es lo que están pidiendo.

 

¿Le ha fallado el instinto, ha fracasado en una serie que suponía exitosa?

 

Ocurre con mucha frecuencia en el medio. Yo creo que los orígenes del éxito y del fracaso siempre son los mismos. Por lo general uno construye un éxito basado en una gran audacia, en un gran riesgo, en un salto al vacío, pero ese mismo elemento también se puede convertir en el fracaso, en una serie que no funciona.

 

Hace un tiempo tuvimos una novela con excelente libreto, extraordinario elenco, buen nivel de producción, y desafortunadamente la pusimos en pantalla y la gente no la compró, no la disfrutó y no la consumió. Hablo de La Hipocondriaca.

 

Digamos que en el medio eso es muy común, uno mismo se sorprende, no solamente con los éxitos sino también con los fracasos. Ambas son cosas que ocurren sin tener un control, un verdadero control nuestro, y casi siempre tienen el mismo punto de partida.

 

Cuando rompes las reglas, cuando te lanzas a una gran audacia, construyes un éxito o edificas un fracaso.

 

¿Colombia sigue siendo un país subdesarrollado en materia cinematográfica?

 

Vamos por buen camino. El número de películas que estamos haciendo hoy en día es quizás tres o cuatro veces mayor del que estábamos haciendo hace seis años.

 

La calidad de las películas también es un elemento que hay que tener en cuenta porque estamos haciendo películas con una calidad internacional. Las películas colombianas de hoy en día asombran por su buena factura y sus altos niveles técnicos.

 

Se ha cualificado la producción, pero tenemos una asignatura pendiente, un problema por resolver ojalá muy pronto, y es el tema de capturar al público, de convertirnos en un cine que el público vaya a ver masivamente. Tenemos en este aspecto vacías, enormes dificultades, muchas debilidades.

 

Creo que estamos en un punto intermedio, en un punto de tránsito, de haber sido una industria bastante débil a convertirnos en una industria sostenible. No lo somos hoy en día pero las señales son buenas.

 

¿Estamos produciendo con alta tecnología?

 

Series como Escobar, el Patrón del Mal o la Ronca de Oro tienen una factura internacional, muy cercana a lo que se puede ver en cine.

 

La televisión colombiana siempre ha sido una televisión de avanzada, se invierte mucho en innovación, y creo que el soporte técnico ayuda a fortalecer esos intentos de innovación pero no cambia el chip, ese es un chip con el que venimos desde hace mucho tiempo, y es un chip que el público ha reconocido y que nos hace sentir muy orgullosos.

 

¿Cómo se está tratando el tema de la violencia en la televisión?

 

Estábamos demasiado concentrados en mostrar el mundo de los narcos y delincuentes, y nos olvidamos de las víctimas y la gente que los combatió.

 

A partir de Escobar el Patrón del Mal nos propusimos equilibrar la balanza y no solamente mostrar el mundo de los bandidos sino también darle espacio en igualdad de condiciones a la gente que los combatió, a la gente que fue víctima.

 

Es curioso pero nos encontramos con mucha gente joven que no conocía esas historias que no están en los textos escolares. El país conoció a los bandidos y también a los héroes de aquella época, gracias a la televisión.

 

Hay quienes piensan que vienen haciendo apología del delito…

 

Cualquier apología del delito y el crimen no se puede defender. Como le digo estamos en un esfuerzo por tratar de plantear estos temas de una manera, lo más objetiva posible, y también tratando de llegar conclusiones que sirvan de reflexión.

 

Internamente en Caracol debatimos mucho cómo queríamos que terminara Escobar, el Patrón del Mal, para que no apareciera como un héroe.

 

Estamos haciendo un esfuerzo por evitar posibles errores que hayamos cometido en el pasado.

 

Usted es el vicepresidente de producción y contenidos de Caracol Televisión, ¿qué pasa con los programas de opinión?

 

A partir de la televisión privada muchas cosas de la pantalla desaparecieron, entre otros los concursos y los programas de opinión. Pero lentamente hemos venido haciendo conciencia de que una parrilla que ofrezca al televidente muchas de esas alternativas, es atractiva y cumple una función social.

 

En ese sentido hemos empezado a tratar de recuperar, primero los concursos. Tenemos El Precio es Correcto y Do Re Millones, y los domingos Septimo Día y Los Informantes.

 

Trabajamos en un par de propuestas para programas de opinión que podamos ubicar en horarios interesantes.

 
LA NECESARIA Y BREVE EXCURSIÓN DEL ALCALDE SUÁREZ PDF Print
Written by Édgar Artunduaga   
Wednesday, 03 September 2014 08:46

Si el alcalde de Neiva, Hernán Suárez, logró ahorrar lo suficiente para irse por el mundo (engordó el marranito con mucho esfuerzo y disciplina) no era necesaria la comedia de explicar el carácter educativo de su periplo internacional.

 

Suárez ha sido eficiente en el manejo de la ciudad y si fuera por los resultados obtenidos se merece el paseo que hará con otros funcionarios, para aportarle a la ciudad logros alcanzados por San Francisco, Seúl, Singapur y Tokio.

 

Suárez no sólo se doctoró en el noble propósito de sumar votos, especialización que le costó diez años de su preciosa existencia. Llegó a la administración con planes concretos y bien formados que le están cambiando la cara a la ciudad (es visible, protuberante).

 

Sobra decir que habla español con mucha fluidez y si gaguea lo hace por gracioso y humilde. Si se ayuda en sus explicaciones con las manos es cosa que aprendió de los grandes próceres de la historia.

 

El culto y letrado señor Suárez –políglota y erudito- está repasando el inglés a través de los cursos que vende un amigo en común, para aprender dormido, para no quitarle un minuto a su esforzado trabajo por Neiva. Y ejercita con intensidad vocabulario técnico chino, mandarín y coreano.

 

Con el desparpajo que le caracteriza, Suárez le mostrará al mundo el éxito de su gestión y –muy probable- recibirá las llaves de las referidas ciudades y condecoraciones que lo exaltan. No sería extraño que después vengan delegaciones oficiales a aprender de Neiva sobre el manejo del espacio público, control de la seguridad, consolidación económica y eficacia educativa.

 

La consagración de Suárez y el reconocimiento mundial merecido que recibirá por su mandato ingenioso y formidable lo pueden catapultar en breve como el más grande pro-hombre nacido en esta tierra. Hernán (y perdonen que lo trate como igual, pero con profundo respeto) es eminente, brillante, enorme, descomunal.

 

Por todo lo anterior, pienso que el alcalde no ha debido tramitar permisos tontos ni protagonizar la farsa de un viaje de estudio, ni procesar toda la parafernalia que hoy discuten de mala fe los más perversos ciudadanos. Suárez no lo necesita, es una autoridad universal, un líder nato, un administrador sin parangón.

 

Creo que la asesoría que le presta Margarita, su hermana, ha fallado como en otras oportunidades. La idea del viaje ha debido ser explicada a los huilenses como el ruego reiterado y atendido que le venían haciendo los pares de esas ciudades para recibir pequeñas porciones de su sabiduría.

 

Todos lo habríamos entendido. Y aplaudido. Lo que suscita disgusto y pena es que lo hayan puesto a ilustrar –más con mímica que con discursos- la justificada y merecida excursión.

Last Updated on Tuesday, 30 September 2014 12:09
 
« StartPrev12345678910NextEnd »

Page 10 of 128


Edited: Giovanni Alarcon Moreno