real estate menu left
real estate company logo
Spanish Chinese (Simplified) English French German Italian Portuguese
Sin pelos en la lengua
“ES INEVITABLE LA CÁRCEL PARA UNA PARTE DE LAS FARC”: NAVARRO WOLF PDF Print
Written by Giovanni Alarcón   
Monday, 27 April 2015 08:51

En su condición de senador y también de exguerrillero ¿qué piensa del proceso negociador de las FARC con el gobierno en La Habana?

 

Evidentemente las FARC son muy torpes, políticamente, son muy torpes. No han entendido que más que presionar para conseguir una línea más o una línea menos en la mesa de negociaciones, requieren el apoyo de la opinión pública.

 

Y se han olvidado, por ejemplo, que el Ejército colombiano es la más popular y la más apoyada de todas las instituciones del país, lo dicen sistemáticamente todas las encuestas. Entonces incumplir la propia palabra para agredir como lo hicieron a una unidad militar (los hechos del Cauca) es un error absoluto de apreciación.

 

Sin embargo, hay que buscar que esto avance. Claro, está en un punto complicado. La discusión de La Habana se centra en si hay cárcel o no para las FARC y ellos dicen que nada, que nadie ha sido puesto en la cárcel como resultado de una negociación de paz.

 

Pero las condiciones nacionales e internacionales, la estabilidad de los acuerdos que se logren requiere una solución que tiene que incluir una efectiva retención, privación de libertad.

 

Es decir, ¿que deben pagar cárcel?

 

Que en las condiciones actuales del país y del mundo, frente a la opinión pública y sobre todo frente a la estabilidad de los acuerdos hay que encontrar una solución que incluya algún tipo de privación efectiva de la libertad para una parte de los miembros de las FARC. Eso es inevitable ya en este mundo. Eso lo hubieran negociado hace... 15 años, en la época del Caguán, la situación sería distinta, pero con las condiciones actuales no veo que haya posibilidades, que haya cero minutos de cárcel para quienes están procesados por delitos muy graves.

 

Ahora, lo fundamental no es eso, lo fundamental del acuerdo es la participación en política. Que puedan participar en política, así hayan tenido condena privativa de la libertad por algún periodo de tiempo, pero que puedan participar en política aún en esas condiciones.

 

Esa es, creo, la solución que es más estable, más duradera, que tiene todo el apoyo de las instancias internacionales como la Corte Penal Internacional, y creo que puede tener el apoyo además de la mayoría de los colombianos.

 

Yo le digo otra cosa, pienso que los hechos del Cauca sí fueron ordenados por un alto mando de las FARC, en esa búsqueda de una demostración de fuerza para tratar de mejorar su posición negociadora.


Creo que siguen sin interpretar correctamente qué es lo que hay que hacer en un momento de la negociación como el que está viviendo el país.

 

¿Qué piensa sobre la posibilidad del cese bilateral del fuego?

 

Un cese bilateral del fuego sin una salida clara sobre cómo se va a resolver el conflicto no le sirve al país, va a servir para fortalecer los argumentos de quienes dicen que va a ser igual que El Caguán, que se van a fortalecer las FARC, que las FARC lo que van a hacer es aprovechar el tiempo para reclutar más gente porque no hay claridad sobre cómo se va a resolver finalmente la negociación.

 

Por eso a mí me parece que más que ceses bilaterales temporales lo que hay que encontrar es una solución que le ponga fin al conflicto definitivamente, y el corazón de la decisión es ese, hay que encontrar una fórmula diferente a las del pasado, distinta de las que plantean que no pueden participar en política y tienen que ir presos.

 

Porque claro, eso lo está planteando el Centro Democrático, que tienen que ir presos y no pueden participar en política. ¿Qué significa eso? Que hay que derrotarlos. Significa la continuación del conflicto un montón de años más, eso lo hizo Fujimori con Sendero Luminoso, sí, efectivamente, los derrotó y los metió presos, ¿pero cuándo vamos a hacer una cosa de esas en Colombia?

 

Entonces hay que encontrar una solución que incluya algo de pena privativa de la libertad con participación en política en el marco de la justicia transicional, y me parece que esa es la fórmula que está en discusión y sobre la cual el proceso de paz está, digamos, en un punto en que no avanza y todos queremos que se llegue a un resultado.

 

Una incursión como la que hicieron contra los militares, si se repite un par de veces más, puede dar al traste con toda la negociación que lleva ya más de dos años y medio.

 

¿Comparte que se definan plazos para la negociación y para la firma?

 

Eso es una aspiración de todos, que esto tenga un punto de llegada cierto, lo que pasa es que también los plazos terminan siendo una fecha del todo o del nada, y si se cumplen plazos y no se llega a un acuerdo pues se acaba el proceso, y eso tiene ese riesgo.

 

De modo que a mí me parece que sería bueno que tuviera un plazo, pero más importante que un plazo es que encuentren una solución al embrollo jurídico y político en que está en este momento el proceso. Digamos que es el punto fundamental porque claro, el argumento de las FARC es "nunca antes en la historia de Colombia, nadie de ningún grupo de los que se alzaron en armas en 200 años de historia tuvo que ir a la cárcel cuando consiguió la paz". No digamos ir a la cárcel, algún tipo de privación de la libertad.

 

"¿Entonces por deben ser los primeros? Simplemente porque no llegaron a la paz a tiempo, porque ya pasó el momento histórico, porque ya no son las mismas condiciones del pasado, porque la historia es dinámica, entonces tienen que aceptar un tipo de solución distinta.

 

¿Se ha discutido –en público o en privado- sobre eventuales facultades extraordinarias al Presidente para firmar la paz?

 

No conozco nada, por lo menos formal. Sí hay rumores, pero voceros del gobierno han dicho que no, entonces me parece que son rumores como dice la canción, tan solo rumores.

 

El referendo es necesario, digamos, un tipo de votación popular. El ideal sería poder hacerlo en las elecciones de octubre, ese es el ideal, porque si no queda aplazado hasta la próxima vez que haya elecciones que es en el 2018. Pero no creo que las condiciones de la negociación permitan hacer una refrendación popular en el 2015.

 
EN LAS BOTAS DE LA GUERRILLA PDF Print
Written by Giovanni Alarcón   
Thursday, 23 April 2015 11:47

Si resulta complicado ponerse en los zapatos del presidente Santos -que aunque finos le quedan grandes, según sus críticos- resulta horroroso ponerse en las botas de la guerrilla, embarradas, trajinadas y muchas untadas de sangre.

Todos queremos la paz (ellos también, según dicen, casi ansiosos) pero del dicho al hecho…a otro perro con ese hueso.

Que si ningún día de cárcel, que si cese bilateral del fuego, que también una constituyente, que el tema de las minas antipersona, que se si entregan las armas o las esconden. Que cómo reemplazar el jugoso negocio del narcotráfico y también su condición de hacendados, con tierras robadas.

Al margen de las cuestiones ideológicas (si las hay de fondo) no será fácil que queden satisfechos los jefes de las FARC, porque –lo dijeron en La Habana ante varios periodistas- “no nos van a arreglar con un taxi o un salario mínimo, como ocurrió con el M-19”.  Obviamente que no aceptan el cuento de los enamorados de “contigo, pan y cebolla”.

En caso de acuerdos con la cúpula, que incluyen la garantía de que no serán extraditados, también hay que consentir a la guerrillerada, como dicen ellos, sin que contemplen la larga espera de un puestico de obrero en una fábrica en Bogotá.

¿Y los campesinos?. Los mandamases de la guerrilla consideran que no es posible darles la espalda, porque entonces –sostienen- no habrá quién más los defienda.

Según los jefes de las FARC, el gobierno habría aceptado ya la financiación de salarios legales y protección social para los labriegos, que se cuentan por miles. De ser cierto, los negociadores tendrán que contarle al país cuánto vale –y de dónde saldrá el dinero- para cumplir tan enorme compromiso, porque aquí no cabe lo que le pasó a Teresa, víctima del “prometer para meter y después…”.

Para quienes hemos escuchado las posiciones de unos y otros (los negociadores del gobierno y la guerrilla) el asunto de firmar la paz es asunto casi insoluble, aunque de tanto conversar en La Habana de pronto dan en el clavo.

Pero harta correa deben tener unos y otros (más los unos que los otros) para no tirar la toalla y persistir, mientras todos los colombianos miramos con carne de gallina los diálogos. En todo caso mejor, que ser carne de cañón.

Que les vaya bien a los negociadores, mientras otros –a partir de ahora y por otro tiempo- nos consagramos a discutir sobre el sexo de los ángeles.

@artunduaga_

 

 
“FALTA MÁS INTELIGENCIA MILITAR”: GOBERNADOR DEL CAUCA PDF Print
Written by Édgar Artunduaga   
Thursday, 23 April 2015 11:41

El gobernador Temístocles Ortega lamenta la muerte de los soldados asesinados en su departamento, pero critica la falta de previsión:

-Hubo descuido, dice rotundo.

 

“Los militares estaban durmiendo en un polideportivo en el cerro de un poblado de 200 casas, La Esperanza. Se entiende que esa no puede ser la actitud. En primer lugar, estaban en medio de la población civil, poniendo en riesgo a la población. No podían relajarse tanto, pensando que no estamos en guerra. Estamos en guerra hace mucho tiempo.

 

La zona donde ocurrió la tragedia ha tenido presencia, por años, de las FARC. Más allá de La Esperanza hay un sitio denominado La Alsacia que ha sido sin duda alguna un fortín. Es un territorio cultivado de hoja de coca. El poblado puede tener unas 200 casas. Es una zona agrícola y montañosa.

 

 

¿Falta más vigilancia policial o militar en la zona?

 

Diría yo que más inteligencia, más inteligencia por que mire que los militares allí llevaban cuatro días, cuatro días que descansaban y pernoctaban en ese sitio. Con una buena inteligencia hubieran detectado lo que ocurría en su entorno. Yo creería que vuelve a notarse la ausencia de más inteligencia.

 

¿Piensa que los militares estaban muy relajados?

 

Es que no se ha firmado el cese del conflicto con las FARC, aunque hay una tregua decretada unilateralmente. Es entendible, es elemental, que el Ejército debe hacer patrullajes, operaciones de control territorial. La posibilidad de encontrarse con la guerrilla es altísima, y no se encuentran para saludarse la mano y fumarse un cigarrillo, se encuentran en condiciones de quién ataca primero y es muy posible que sucedan estas cosas.

 

Por eso relajarse es un término que no puede encontrarse de ninguna manera en la mente de nuestros militares. No se pueden cometer errores que hacen parte de un protocolo de operaciones militares que debe cumplirse con todo el rigor.

 

¿Deben proseguir los diálogos de La Habana?

 

Hay que superar este hecho que es doloroso, pero el diálogo debe continuar y debe haber conciencia de que los negociadores deben acelerar el trabajo.

 

Se necesita la calma, la tranquilidad para abordarlos objetivamente. Pero avanzar es la tarea que hoy requerimos, avanzar más rápidamente.

 

 

¿Cuál es la situación del Cauca hoy?

 

Hay preocupación, hay zozobra, la orden de volver a los bombardeos para nosotros es muy preocupante, somos un territorio montañoso, tenemos dos cordilleras que nos atraviesan, el macizo colombiano. Esta es una zona de presencia de las FARC y por tanto potencialmente bombardeable, y eso genera zozobra.


¿Qué piensa de la decisión de volver con los bombardeos?


Yo creo que es una decisión natural, incluso  automática, porque si las FARC han roto la tregua el Estado colombiano no puede darles ningún tipo de ventaja, y si los bombardeos son operaciones tácticas muy importantes pues el Estado tiene que utilizarlas.

 

Volvemos a un estado de guerra natural, digamos, en el que hemos estado tanto tiempo, de manera que esa es una reacción, a mi juicio, que el Presidente debió haber adoptado, la adoptó.


Usted fue magistrado de una justicia hoy despretigiada y ahora gobernador de un departamento azotado por muchos males. ¿Qué es peor?

 

Es un horror realmente lo que ha ocurrido con las cortes, es algo absolutamente inaceptable.


La Corte ha sido maravillosa, ha logrado penetrar a la vida cotidiana de la gente, a través de las tutelas, con gran prestigio internacional.


Creo que el país no se ha dado cuenta de lo que está ocurriendo, no hay hasta hoy, incluido el proyecto de equilibrio de poderes que llaman, la suficiente conciencia ni hay fórmulas para definir el futuro de las cortes. Eso requiere un estudio mucho más profundo, mucho más tranquilo, no se puede intentar con una reforma superficial, una reforma pequeña, tratar un problema de tanta importancia.

Los estados se componen de tres poderes: el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial, y cuando se intenta hacer una reforma a uno de esos tres poderes, sin el suficiente estudio y profundidad, el remedio será peor que la enfermedad.

 

Lo importante de las cortes, como casi en todo, no es cómo se elige sino a quién se elige, y ese es un examen que hay que hacer a conciencia. Han sido elegidas personas que no tienen los conocimientos jurídicos, ni los comportamientos éticos ni el compromiso, ni la concepción de sociedad ni de Estado que requiere un magistrado que decide tantas cosas importantes en un país.


¿Piensa que es muy superficial la reforma que se está discutiendo en el Congreso sobre equilibrio de poderes?

 

El tema no es fácil, no se ha encontrado un esquema que funcione, por eso hay reformas a las cortes en América Latina y en Europa también.

No se está haciendo lo que debe hacerse, y por lo tanto el problema infortunadamente puede continuar.

 
“SE PERMITE VIATICAR” PDF Print
Written by Giovanni Alarcón   
Wednesday, 22 April 2015 09:02

Tan dulce, inteligente y risueña como directa, María Gisela Ramírez me preguntó hace como cinco meses, sin rodeos: -¿Y cuál es su bronca con el alcalde Pedro Suárez?

 

Nada personal, le contesté. Me da tristeza por Neiva, después de visitar varias veces Montería. La mediocridad de Suárez hundió a Neiva, después del saqueo que perpetraron Cielo González, su familia y sus compinches.

 

Como en el tema Cielo hay abundante información, me refiero al tiempo que hemos perdido con un pésimo alcalde, sin ahondar en el tema de la corrupción. Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, dice que la contratación en las regiones se ha corrompido. Y Neiva ocupa el tercer lugar, después de Caucasia y Dibuya. Por encima de Barranquilla, Cartagena y Maicao.

Montería era una ciudad fea, descuidada, pobre y ruinosa, que ha sufrido la más grande transformación con los últimos dos alcaldes (Marcos Daniel Pineda y Carlos Correa) que rompieron con la corrupción y la politiquería de toda la vida.

 

–Ser político no es pecado, el problema es ser ladrón e ineficiente, me dijo Pineda, revisando las cifras que cambiaron su ciudad. Correa viene de la empresa privada y sin detenerse en pequeñeces, prosiguió la buena obra de su antecesor.

 

¿Cuál es el cuento de Montería?, se preguntó la revista Semana, para que tanta gente esté hablando de ella. Su último logro, ser sede del Foro Global de Ciudades con Río.

 

Montería está atrayendo las miradas de cada vez más entidades públicas, expertos en urbanismo y organismos multilaterales, dice la publicación. El buen momento se refleja tanto en los indicadores macroeconómicos como en el paisaje físico de la ciudad.

 

De acuerdo con la más reciente medición del Dane, la capital de Córdoba registra el más bajo desempleo del país con un 7 por ciento, mientras que en pobreza monetaria bajó 14 puntos en un año, de 34.8 por ciento a 20.9 por ciento.

 

El auge de la construcción es palpable y su peso como sector de la economía regional empieza a hacerse notar con el 7.6 por ciento del PIB. La Alcaldía reporta unas 2.800 obras bajo su vigilancia y más de 390 mil metros cuadrados construidos en los últimos cuatro años.

 

Pineda fue llamado “el Enrique Peñalosa de Montería” e impulsó –entre otras obras formidables- el parque de la ronda del río Sinú.

 

Tomando el río Sinú como eje, el actual gobierno local ha conectado la abandonada margen izquierda, ampliado el parque lineal de la ronda, construido un muelle turístico e intervenido la zona del mercado público. El espacio público por habitante ha crecido de 1.5 metros cuadrados a 2.5 y unos 30 kilómetros de ciclo rutas están en construcción. Impresionan los avances en educación, salud, vías y seguridad.

 

“Se vale soñar” fue el slogan de campaña de Pineda, cuando comenzó el cambio. Bien distinto con el que los huilenses conocemos al alcalde Suárez, que bien podría  ser: -“Se permite viaticar”.

 
URIBE NO COMENTA LA RECHIFLA A SANTOS PERO SÍ SOBRE LA YIDIS-POLÍTICA Y TODOS LOS TEMAS PDF Print
Written by Édgar Artunduaga   
Monday, 20 April 2015 18:22

Senador Uribe Vélez, ¿Cómo empieza la semana para usted?

Pues hombre, ¿qué le digo? Uno siempre se preocupa mucho por la patria y todos los días aparecen factores de preocupación.

 

Por ejemplo, ese ataque que hizo las FARC al convoy binacional Colombia-Ecuador que llevaba por el río Putumayo un convoy hospital para atender las comunidades, eso muestra que el terrorismo no tiene límites ni amigos.

 

Pero es que además al Putumayo lo volvieron a llenar de coca, porque el Gobierno tomó la decisión que allá no fumigaba, allá no hay política de orden público, y esa es hoy la única cuenca que de acuerdo con expertos y científicos, tendría un gran potencial petrolero en Colombia, y por supuesto no la pueden hoy explorar.

 

¿Qué piensa de la rechifla al Presidente Santos el domingo anterior?

 

No, Edgar, yo no opino de esos temas, ni los comento, ni los publico en Twitter.

 

Cualquiera podría pensar que usted no puede ser ajeno a esta situación…

 

Pero guardo silencio siempre sobre esos temas.

 

Los diálogos de La Habana

 

¿La situación de los diálogos de La Habana tienden a complicarse, están enredados, no tienen salidas? ¿Qué avizora usted?

 

Yo creo que se cometieron errores que ojalá se corrigieran. Hace casi cinco años, prácticamente se desmontó la política de seguridad, hay diferentes piezas legislativas y constitucionales, marco para la paz, Ley de víctimas, discursos del Presidente de la República que han nivelado a las Fuerzas Armadas con el terrorismo, las han tenido totalmente desmotivadas.

 

La única solución judicial que se le ofrece a las Fuerzas Armadas, que tienen muchos integrantes en la cárcel, es que primero haya un acuerdo con las FARC. Eso es sumamente grave.

 

Hay un incremento de la violencia en Colombia. Por ejemplo, esto de los soldados, doloroso, desgarrador, pero no debería sorprender porque hubo una msacre y y después siguieron matando de a uno y dos. Mire, después del asesinato de los 11 soldados esta semana asesinaron otros dos, el día antes habían asesinado otro, cuatro o cinco días antes habían asesinado otros en Ituango, Antioquia. Esto ha sido sistemático.

 

Y todo el país es hoy víctima de una creciente extorsión con el explosivo selectivo, y ha crecido muchísimo el narcotráfico, no hablemos solamente del Putumayo, el Catatumbo, donde el Gobierno prácticamente dio permiso para que las FARC volvieran a llenar eso de cultivos ilícitos, y hay control territorial. Entonces hay una situación de violencia generalizada.

 

Nosotros ya hemos venido proponiendo en el Centro Democrático unas soluciones que se han publicado ampliamente a la ciudadanía, y vamos a presentar un proyecto para la reivindicación judicial de los soldados y policías de Colombia.

Penas de cinco años para policias y miltitares


¿El tema de los cinco años para militares en caso de incurrir en delitos?


Sí. Para los soldados y policías de Colombia, óigase bien, por delitos que tengan que ver con el servicio, por ejemplo, con acciones de orden público que se cometan hasta que entre en vigencia esa ley, si se aprueba. Y hago un pedido a los partidos que la consideren- no podrían tener más de cinco años de cárcel.

 

Primero da un alivio, segundo no hay impunidad, tercero, no está condicionado a acuerdos con las FARC, rescata lo que tiene que ser el tratamiento independiente de las Fuerzas Armadas de Colombia, frente al terrorismo.


Nosotros dividimos la urgencia con la paciencia.

Creemos que la urgencia exige que se le ponga punto final a esta violencia que viene maltratando al país. Entonces que se concentren las FARC, en un sitio, con vigilancia internacional. Eso permitirá inferir que toda acción violenta que haya por fuera de ese sitio no es imputable a las FARC.


Y segundo, que para la firma de La Habana haya paciencia, no el afán que quieren ahora. ¿Por qué? Porque hay una serie de cláusulas allí muy dañinas para la democracia, para la empresa privada.


Le quiero decir con convicción que si no hay un gran estímulo a la empresa privada es muy difícil tener los recursos para la política social, y empresa privada y la política social tienen que ir de la mano. Una empresa privada en proceso de desaparición, de desvanecimiento, se convierte en un agotamiento de recursos para lo social. Por eso nosotros tememos mucho a las cláusulas que se están firmando en La Habana, y por eso pedimos que eso se revise y haya paciencia.

 

¿Y si no se concentra la guerrilla, como parece que no lo quieren hacer o no lo van a hacer, según han dicho reiteradamente, qué salida le cabe a este proceso?

Yo creo sinceramente que el Gobierno y la comunidad internacional, y todos los que han venido patrocinando el proceso deberían exigirlo. Pero además a las FARC les convendría, porque daría una señal de buena fe, una muestra que las FARC sí quieren la paz.

 

Pero adicionalmente como lo proponemos nosotros, al tiempo de cárcel que le resten lo que pasen en concentración. Yo siento que hay un porcentaje grande del país más que escéptico, indignado con el proceso, porque todos los días nos hablan del paz, pero hieren a los policías, asesinan a los soldados, extorsionan al ciudadano, crece el narcotráfico.

 

Hombre, estos tipos no tienen ningún reato, ustedes no saben el ejercicio de política armada que hacen en regiones de Colombia, como el Catatumbo, Putumayo, etcétera, eso es con fusil y con coca sometiendo a todo el mundo. Al Centro Democrático le prohibe tener candidatos. ¿Y si las FARC quieren la paz pues por qué no hacen una reflexión y por qué no hacen un viraje?

 

Doctor Uribe, ¿mientras se negocia en La Habana crecen el narcotráfico y la inseguridad en el país?

 

Así es Edgar, el Putumayo prácticamente había quedado con un mínimo de droga, pero ahora lo he conocido de parte de habitantes del Putumayo y quienes hacen las mediciones internacionales, lo han vuelto a llenar de droga. El Catatumbo lo mismo, el Catatumbo ya tiene de acuerdo con las mediciones internacionales de satélites más de 6.000 hectáreas. Hay unas partes del país donde está creciendo enormemente y no hay control del Gobierno.

 

Usted recuerda que cuando el paro campesino en el Catatumbo la solución que dio el Gobierno fue permitir que volvieran a sembrar coca, y hoy no hay erradicación en el Putumayo, el Gobierno suspendió la fumigación, y la erradicación manual en el país se ha venido a los mínimos.

 

La Yidis-política

¿Qué piensa usted acerca de sus funcionarios encarcelados, de la 'mermelada' en este gobierno  y de eventuales dádivas que se hubieran ofrecido a algunos parlamentarios para buscar su reelección?

 

La señora Yidis Medina se había comprometido como miembro de la bancada conservadora a votar la reelección, después un grupo de oposición a mi gobierno la manipuló para que firmara una carta diciendo que no, y después la votó. ¿Qué dice ella? Que me arrodillé en un baño de la presidencia a ofrecerle un consulado para que votara la reelección. Así las cosas yo debería estar en la cárcel por indignidad.


Esta señora es mentira tras mentira, negó por ejemplo llamadas telefónicas para presionar al Gobierno a que le diera un contrato en Ecopetrol, llamadas que se le comprobaron.


Me parece que se ha cometido una gran injusticia con Alberto Velásquez, Diego Palacio, Sabas Pretelt. Yo voy a hablar en la Corte, porque no me aceptaron como testigo, lo cual me parece muy grave. Vamos a ver, yo estoy citado para una audiencia pública sobre un tema que me es totalmente ajeno como el famoso tema del hacker. Voy a hablar en la Corte, creo que el 5 de mayo, y vamos a proceder también internacionalmente a presentar una demanda por el caso de los tres exministros.


Usted sabe que yo tuve oposición, y grande, y yo gané la reelección en una primera vuelta presidencial compitiendo con Carlos Gaviria que acaba de fallecer, con el doctor Horacio Serpa, con Antanas Mockus, etcétera, y se ganó con casi el 63 por ciento de los votos en primera vuelta. Entonces ahora ya van a deslegitimar la elección.

Seguimos en la lucha en medio del dolor. Usted ha visto lo que ha pasado con la 'mermelada', que es una vergüenza en Colombia.

 

¿Se persigue jurídicamente a sus amigos?

 

Pues hombre, es muy claro, cuando condenan a alguien sobre unas mentiras probadas yo creo que hay injusticia.

 

Sobre el hacker


¿Y qué es lo que dice usted sobre el hacker?


Primero, Óscar Iván Zuluaga nunca va a buscar un hacker, a ese señor lo contrataron porque era un asesor de informática que venía de trabajar con Juan Manuel Santos, óigase bien, venía de trabajar con Juan Manuel Santos y con JJ Rendón.


Si en la campaña me hubieran consultado a mí, que iban a contratar a este individuo para informática, yo les hubiera preguntado, les hubiera dicho, cuénteme, ¿con quién trabajó él? Hubieran dicho, trabajó con Juan Manuel Santos, yo simplemente, no por inteligente sino por viejo, les habría dicho, ¿y con quién más? que con JJ Rendón, entonces les habría recomendado, "bueno, no lo vayan a contratar".

 

Entonces este señor a un hombre honorable como Óscar Iván, David el hijo de él, y a Luis Alfonso Hoyos los acusa de estar haciendo inteligencia al proceso de paz. Hombre, yo me reía.


Ayer por la mañana publiqué una foto de los guerrilleros en La Habana saliendo de un hotel como unos sibaritas, y otra del Presidente Santos con los soldados llorando, la publiqué y dije, las FARC, Santos y los soldados, sin interpretaciones. Y decía yo, ¿será que necesito un hacker para conseguir una foto de La Habana? ¿Quiero un hacker para espiar el proceso de paz? ¿Y entonces a mí que los colombianos me escriben a toda hora? Hombre...

 

Entonces nos acusan de que ese tipo trabajaba en la campaña para traerme información a mí, a mí, ¿cómo le parece? Un tipo que la primera vez que yo recuerdo haberlo visto fue ahora que fui a la Fiscalía: Pero ahí seguimos en esta batalla.

 

La foto falsa


A propósito de fotos, publicó una con un soldado llorando y el gobierno ha dicho que es falsa…

 

La leyenda es bellísima. Es un soldado cualquiera que llegó por redes, que está llorando, pero la leyenda es totalmente válida. La leyenda de lo que sienten los soldados de Colombia es totalmente valida, yo esos temas no los discuto.

 

Ayer dediqué el Twitter a poner... Puse unos artículos de prensa bien importantes sobre todos estos temas. Puse en una a Santos muerto de risa: Las FARC de paseo en La Habana y los soldados llorando, y empecé a impulsar el proyecto de nuestra propuesta de alivio a las Fuerzas Armadas de Colombia. Vamos a pedir que se considere muy seriamente porque creemos que eso haría justicia con las Fuerzas Armadas de Colombia, sin nivelarlas con el terrorismo, sin impunidad, y sin esperar que haya un acuerdo con las FARC para poder reivindicar a las Fuerzas Armadas de Colombia.

 
« StartPrev12345678910NextEnd »

Page 10 of 152


Edited: Giovanni Alarcon Moreno